La importancia de la adopción de animales: "es gratificante ver cómo eran y cómo están ahora después de tres años"
Cyl dots mini

La importancia de la adopción de animales: "es gratificante ver cómo eran y cómo están ahora después de tres años"

Estela Hernández con Freddy

Estela Hernández es una voluntaria de la protectora de animales "Siempre Fiel" y dueña de Ariel y Sansa, dos perras abandonadas. 

Las protectoras de animales se han visto afectadas por la COVID-19 dado que no han podido organizar eventos para recaudar fondos o promover la adopción de perros. "Con el tema de eventos recibíamos muchas donaciones económicas, donaciones de pienso, dábamos mucha visibilidad a los perros que teníamos y se ha notado mucho en el tema económico”, apunta Estela Hernández, voluntaria de la protectora “Siempre Fiel”.

 

Actualmente, la protectora tiene, entre casas de acogidas y refugios, más de 100 perros. Esta voluntaria cuenta que es díficil mantener a todos estos animales porque no tienen ningún tipo de ayuda. 

 

Existen muchas formas por las que los perros llegan a los refugios. Una de ellas, es mediante denuncias de personas ajenas que encuentran al animal a la calle y lo denuncia a la Guardia Civil que inmediatamente se pone en contacto con alguna protectora. Otra manera es mediante la llamada de un particular que ve que un perro no es atentido correctamente por su dueño y avisa a la protectora.

 

Sin embargo, el caso más habitual es el de los galgueros: "Cuando el perro ya no les vale, hay unos que llaman a la protectora y los ceden legalmente y otros que te dicen o vienes o ya no está el animal". 

 

La gran mayoría de los perros que llegan a las protectoras de animales han sido maltratados. De ahí su caracter huidizo y su miedo. Esto requiere más paciencia y más trabajo por parte de los voluntarios y también de la persona de acogida o adopción. Motivo por el cual antes de hacer legalmente la adopción se abre un proceso de valoración y criba al detalle. 

 

Estos perros necesitan a personas conscientes de lo que supone cuidar de un animal que ha sido maltratado. Por eso Estela Hernández no dudó en adoptar a sus dos perras, Ariel y Sansa, cuando vio que después de varios intentos y del carácter de las galgas nadie se interesaba por ellas. Sin embargo, para ella es "gratificante ver como estaban y como están ahora después de tres años" y dice que ha sido la mejor decisión de su vida. 

 

Al contraio que Estela, hay personas que tienen el estigma de que los animales de las protectoras no merecen la pena porque son mayores o tienen alguna enfermedad. "Hay quienes quieren un perro de determinadas características y otras que, afortunadamente pero la minoria, que les da igual que el perro tenga 11 años o que tenga alguna enfermedad". 

 

Asimismo, existen diferentes formas de ayudar si no puedes adoptar: convertirte en casa de acogida, formar parte del Grupo Teaming o ser voluntario. Los voluntarios, mediante turnos, se encargan de mantener limpios a los perros, alimentarles, pasearles y, sobre todo, hacerles compañía. 

 

Ahora es momento de recuperar el tiempo perdido y la protectora "Siempre Fiel" ha querido celebrar un evento para obtener financiación, concienciar a la gente lo importante que es colaborar, y donde ha llevado a los perros que más urge que sean adoptados o acogidos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: