"La imagen proyectada de Salamanca es la de vender, cada día, alcohol más barato"

Cola para entrar en una fiesta de un establecimiento de ocio nocturno que incluso las publicita de este modo... ¿aforo superado?

Un grupo de hosteleros le ha enviado un escrito al alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, en el que destacan que esta situación solo conduce "a un deterioro sobresaliente de la imagen de la hostelería, de la ciudad y de sus gobernantes".

Los hosteleros de Salamanca ha hecho saber en reiteradas ocasiones al alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, su malestar por las prácticas de un profesional, que llevan a este sector a una delicada situación con "alcohol gratis, barras libres...". Ante este hecho, le han enviado un escrito para que tome cartas en el asunto y no sea permisivo con este hostelero de Salamanca, con varios bares de ocio nocturno en la capital.

 

De este modo, el escrito le recuerda a Mañueco el "prestigio con el que contaba la Hostelería de Salamanca, siendo además una de las señas de identidad de la ciudad del Tormes". Asimismo, recuerdan al alcalde que este "buen hacer estaba en perfecta armonía con nuestra insignie Universidad de Salamanca".

 

Así, prosigue la carta, "el ocio nocturno del que disfrutó nuestra ciudad, debido también a la profesionalidad de sus hosteleros, proporcionó variados espacios de diversión y esparcimiento, no solo a los ciudadanos, también a las personas que recalaban en nuestro municipio".

 

No en vano, y pese a esto, "algunos empresarios de nuestro sector hostelero se han alejado cada vez más del espíritu anterior, banalizando el sentido y ser de la hostelería, con una clara e impotente pérdida de identidad". Este cambio, prosigue, "ha venido acompañado por el uso de prácticas que nada tienen que ver con la libre competencia y buenas prácticas y que auguran un futuro incierto tanto para este sector como para la ciudad".

 

Ante esta situación, destacan que "el único santo y seña de un empresario del sector de la hostelería es la continua bajada de precios, en lugar de la habilidad y creatividad para atraer con esfuerzo y capacidad de innovación". De lo contrario, "todo conduce a un deterioro sobresaliente de la imagen de la hostelería, de la ciudad y de sus gobernantes".

 

"Para nuestra desgracia, la imagen proyectada de Salamanca en este contexto, es la de aquélla que solo se preocupa por vender cada día alcohol más barato, sin más argumento. En base a lo anterior, los fimantes solicitamos nuevamente que ponga todos y cada uno de los medios técnicos y jurídicos para reconducir la urgente situación".

 

Toda esta polémica tiene mucha relación, además, con los últimos acontecimientos que han ocurrido en la capital salmantina como ha sido la muerte de un joven vasco de 32 años intoxicado por drogas en una despedida de soltero que se celebraba en Salamanca y que ha despertado aún más la indignación de los hosteleros por la imagen que se proyecta de la ciudad y el turismo que se está propagando.

 

A todo esto hay que sumarle que dos jóvenes más fueron ingresados en el hospital de Salamanca, al parecer por intoxicación por drogas en esa despedida de soltero aunque, por fortuna, su vida no ha corrido peligro.