La huella de Unionistas por ‘cada momento y pueblo donde te seguí’
Cyl dots mini

La huella de Unionistas por ‘cada momento y pueblo donde te seguí’

La afición del conjunto charro acudió en masa a la capital vecina con el fin de apoyar, animar y arropar a su equipo. A pesar de la derrota, se dejó huella.

 

Si se vive desde fuera pueden parecer historias exageradas, contadas por apasionados al fútbol y, en concreto, a un equipo en el que parece que todo es bonito y que aunque no lo sea, esos apasionados seguirán ahí de la misma manera. Una de esas historias exageradas se venía relatando desde hace semanas con el partido correspondiente a la primera jornada del año en el que Unionistas de Salamanca se iba a enfrentar al Zamora CF, quinto contra penúltimo clasificado, clubes vecinos, pero una posibilidad; la de ir en masa hasta la provincia mas cercana con el objetivo de hacerse oír, ver y apoyar a su equipo que, por cierto, no llegaba en su mejor momento con varios jugadores fuera de la convocatoria y un virus que ha entrado hasta en el cuerpo técnico.

 

La hora prevista de salida se situaba en torno a las 11:30 de Salamanca y los más aguerridos a la causa estaban allí desde el día interior, incluso recién entrada la mañana, a eso de las 11:00h, pues "Zamora no se conquistó en una hora". Así y siguiendo al grupo más masivo, el de las peñas que de manera conjunta viajaron en varios autobuses, el itinerario comienza a las 11:30 con la salida desde Gabriel y Galán y acaba con la vuelta a la capital charra después de un partido en el que (y eso no es noticia) se animó cada segundo a pesar de la derrota final.

 

Uno de los allí presentes, atendiendo a Tribuna de Salamanca aseguró que había cambiado hasta los vuelos que tenía para volver a Noruega para vivir todo lo que allí estaba pasando. La esencia de Unionistas era estar en ese lugar, en ese momento y si para ello había que cambiar planes de viaje, así se haría.

 

Del ‘no estamos locos de la cabeza’ al himno de la extinta Unión Deportiva Salamanca, pasando por el ‘todos los momentos que viví todos los pueblos donde te seguí’, las voces se alzaron al unísono por un mismo equipo, concretamente más de 1.200 voces que llegaron a Zamora con el objetivo de pasárselo bien, abalar el fútbol modesto y mover en volandas a su equipo. Se fue a las zonas más antiguas de la ciudad, se pasó por los bares más conocidos y se dejó huella. A pesar de la derrota, se dejó huella.

Aficionados en Zamora (Foto: María Pedrosa)
Ver album

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: