La huelga en Renfe deja este miércoles a Salamanca sin el último tren a Valladolid y un Alvia a Madrid
Cyl dots mini

La huelga en Renfe deja este miércoles a Salamanca sin el último tren a Valladolid y un Alvia a Madrid

El paro convocado para este miércoles deja sin circular el último regional del día y también el de regreso de Valladolid. También se suspende el Alvia de las 15.30 con destino Madrid.

La huelga convocada en Renfe, que obliga a suspender 1.376 trenes en todo el país, afectará este miércoles también a dos de las conexiones más importantes de Salamanca. En concreto, no será posible tomar el último tren Salamanca-Valladolid y tampoco el que hace el viaje de vuelta a la capital del Tormes a media tarde, y tampoco circulará uno de los Alvia con destino Madrid. Son conexiones que transportan de media a más de 2.200 viajeros cada día justo en fechas clave en los viajes de vacaciones o de cara al festivo del 15 de agosto, ya que el día 14 está convocada otra jornada de huelga con los mismos paros.

 

Los paros por la huelga convocada en el operador ferroviario obligarán a suspender numerosas conexiones de alta velocidad, larga distancia, cercanías y hasta mercancías. Los paros, de cuatro horas de duración, están previstos entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas, franjas horarias para las que el Ministerio de Fomento ha fijado importantes servicios mínimos. Sin embargo, algunos trenes no podrán circular. La información completa de los servicios mínimos se puede consultar en este LINK.

 

En el caso de Salamanca, son tres los trenes de pasajeros afectados. Se trata de dos en la conexión regional Salamanca-Valladolid. En concreto, el tren de regreso a la capital del Tormes que sale a las 18.56 de Campo Grande y llega a las 20.26 a Salamanca; y el último que hace el trayecto desde la estación de Vialia, que parte a las 20.50 horas con destino Valladolid. Además, tampoco circulará el Alvia que parte de Salamanca a las 15.30 con destino Madrid-Chamartín.

 

 

Ventanilla y mercancías

 

Además, el ministerio ha fijado también servicios mínimos en las ventanillas de la estación de Salamanca, que llegan al 42%, con un mínimo de dos personas atendiendo la venta de billetes por la mañana y uno por la tarde.

 

También estarán afectados algunos trenes de mercancías, sector en el que se han marcado servicios mínimos del 25%: de los 593 trenes afectados por la huelga circularán 148 en servicios mínimos. En Salamanca, circularán este miércoles normalmente el tren Babilafuente-Vicálvaro con materia prima industrial; el Babilafuente-Muriedas que lleva mercancías peligrosas; y un tren Poago-Salamanca con productos siderúrgicos que suele cruzar la capital con alambre en bobinas.

 

La jornada de paros del miércoles sucede a la huelga de 23 horas que el sindicato CC.OO. llevó a cabo en la compañía ferroviaria el pasado 15 de julio. Se trata además de la primera de las cuatro jornadas de paros convocadas por CGT en Renfe para estos meses de verano. Las otras tres están programadas para los días 14 y 30 de agosto, y el 1 de septiembre.

 

 

Las reclamaciones del sindicato convocante

 

El sindicato CGT, que firma la convocatoria, reclama un aumento de la plantilla de Renfe que permita la mejora de los servicios, al considerar que las tasas de reposición que se aprueban para cubrir a los empleados que salen de la empresa son "ridículas" y "no solucionan los problemas estructurales de la compañía".

 

Además, denuncia la "imposibilidad" de cumplir el "espíritu" de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres.

 

En este sentido, con ocasión de la huelga de CC.OO. del pasado 15 de julio, Renfe indicó que aplica la reducción de jornada diaria "para favorecer la conciliación de la vida personal y profesional", de igual forma que se aplica al conjunto de empleados de la administración y "tras no alcanzarse un acuerdo sobre este punto en la mesa de negociación".

 

Además, la operadora apuntó que su comité de empresa había interpuesto una demanda de conflicto colectivo sobre este asunto, con lo que consideraba improcedente convocar huelga sobre un tema hasta que el tribunal competente no se pronunciara sobre el mismo.