La hostelería, sin ayudas y con más restricciones: "No puedo cerrar mi negocio porque es mi vida, me estoy endeudando"
Cyl dots mini

La hostelería, sin ayudas y con más restricciones: "No puedo cerrar mi negocio porque es mi vida, me estoy endeudando"

Local Holy Cross Salamanca (Foto: Arai Santana)

José María Nicolay, dueño de un local en Salamanca analiza la situación por la que está pasando él y el resto de sus compañeros, un nuevo revés del que será difícil reponerse: "He pedido todas las ayudas que han ofrecido y no he recibido a día de hoy ninguna ni creo que lo haga". 

 

La hostelería no puede más. Tras unas restricciones apenas puestas hace cuatro días, las normas vuelven a cambiar de nuevo y si había pocos locales abiertos ya en Salamanca, el número se reduce todavía más; pero no solo cierran los establecimientos, sino que cientos de familias ven mermados sus ingresos, posibilidades y casi sustento básico para poder vivir. La situación sigue siendo dramática, preocupante y que desde fuera pone los pelos de punta. 

 

José María Nicolay, dueño del Holly Cross en Salamanca ha sido, si se puede decir así, de los afortunados en poder abrir aún con todo lo que ello conllevaba y las restricciones impuestas. Sin embargo, la última notificación llevada a cabo por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, le hace muy complicado continuar:"Nosotros hemos podido abrir hasta el momento porque tenemos a todo el personal en ERTE y somos los dos dueños, autónomos, los que trabajamos. Esa ha sido la razón de que nos interesara un poco abrir, ahora con el cierre a partir de las 20:00 abriremos, porque vamos a comenzar a trabajar con Globo y tenemos que estar igualmente. Nuestro negocio tiene clientela a partir de cierta hora, trabajamos más tarde noche y es justo lo que nos quitan". 

 

"Es una desgracia", continúa y, sobre todo, tras ser capaces de adaptarse a prácticamente todo; el frío de esta semana no ha condicionado las ganas de abrir unas terrazas con porcentajes muy bajos con el fin de evitar un endeudamiento que no para de crecer: "Nos hemos adaptado y hemos hecho inversión desde el primer día de cierres; primero con todos los geles y medidas de prevención y ahora con estufas o paravientos...Al final es mucho dinero que se va y no sabes si vas a recuperar, pero si quieres seguir trabajando tienes que hacerlo, nos están obligando a endeudarnos con toda la incertidumbre que tenemos encima, todos, no solo la hostelería". 

 

¿Se le pasa por la cabeza como quedará Salamanca tras estas nuevas restricciones?"Es preocupante, delicada y muy fuerte la situación, estoy muy muy preocupado la verdad. A todos se nos ha pasado por la cabeza, va a cerrar mucha gente. Si ya de por sí no ves más que locales vacíos o cerrados con carteles de se alquila o se vende, ahora serán muchos más", apunta el salmantino. 

 

Con todo y con ello, cabe resaltar las continuas menciones por parte tanto del presidente de la Junta de Castilla y León, Mañueco, además de Francisco Igea, sobre las ayudas que recibirán todos los afectado. ¿El último mensaje? Que la hostelería no es la culpable:  "Las acciones que han llevado a cabo sugieren lo contrario, ese mensaje lo lleva a cabo en defensa de todos los ataques recibidos. Les da igual todo, no tratan con sensibilidad un problema que es de todos y es muy grande. Yo no tengo hijos, pero si los tuviera, pensarían que la hostelería es esencial, dependemos de ello". 

 

Yo he pedido todas las ayudas que han ofrecido y no he recibido a día de hoy ninguna ni creo que las reciba y si lo hago a ver de que manera

 

¿Ayudas? "Ayudas nulas, ni del Ayuntamiento, ni la Junta, ni el Gobierno Central, no hemos recibido absolutamente nada. Se les llena la boca diciendo que van a hacer, pero es todo mentira. Yo he pedido todas las ayudas que han ofrecido y no he recibido a día de hoy ninguna ni creo que las reciba y si lo hago a ver de que manera. Es vergonzo, hubo unas ayudas que sacaron para empleados por las que se formaron colas kilométricas y al final algunos la recibieron y otros no. ¿Qué país es este? ¿Para los que primero llegan sí y para el resto no, el décimo no tiene derecho y el primero sí? Todo lo que dicen es mentira, las ayudas que decían que eran seguras todavía las estoy esperando. Es un auténtico desastre, la gestión es mala sea de quien sea", explica. 

 

Una situación, que poco a poco va mermando la esperanza y las ganas de seguir luchando a contracorriente: "Nos estamos endeudando para poder mantener nuestros negocios que es la única manera de sobrevivir que tenemos. No puedo cerrar mi negocio porque es mi vida, sino yo lo cerraba, pero...¿cómo voy a cerrarlo si todo lo que tengo lo tengo aquí dentro? Al final, te endeudas para salir adelante con la incertidumbre de si vas a poder conseguirlo o no. Yo debo más dinero ahora que cuando abrí el bar y eso es lo que no es lógico después de ocho años. La situación es la que es y hay que tirar para adelante, confío en recuperarme en tres años más o menos. Igualmente, siempre tienes la incertidumbre de qué es lo que pasará, no tenemos nada que nos diga que va a cambiar la situación en unos meses a mejor". 

 

 

Comentarios

Juan 20/01/2021 08:33 #4
En el campo necesitan mucha mano de obra, así que mientras pasa esto...
Pepe 20/01/2021 08:32 #3
Yo tampoco tengo ayudas y no lloro todo el rato
Oscar 18/01/2021 09:37 #2
Amigo he ido x tu bar y se quien eres.pjes tu bar lleva funcionando muchísimos años a diario. Con los estudiantes . Pero. Mucho... Que has echo con el dinero?? Y la gente que cobra 900e???y no tiene trabajo? Deja de. Llorar que tu bar todos. Los días de. La semana está a reventar.
marino 17/01/2021 13:07 #1
Alguien debería explicar les a estos "señores" que ellos ni son los culpables ni son las únicas víctimas.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas