La historia detrás del clasiquísimo coche de campaña de Vox en Salamanca
Cyl dots mini

La historia detrás del clasiquísimo coche de campaña de Vox en Salamanca

El Citroën Traction Avant clásico con el que Vox está haciendo campaña en Salamanca. Foto: Ch. Díez

Vox está recorriendo Salamanca en esta campaña con todo un clásico, un Citroën Traction Avant, con el número '1' al Senado al volante.

Anda Vox lanzada en las encuestas de voto, también en Salamanca, y desde luego que no es por falta de coche a pesar de las apariencias. El de la imagen es el 'coche oficial' del partido de Santiago Abascal para hacer campaña en la circunscripción salmantina y tiene una curiosa historia detrás, indisolublemente unida al candidato al Senado.

 

Hace días que los candidatos del partido utilizan un llamativo coche negro rotulado en gigante con las letras de Vox para recorrer Salamanca. Es un Citroën Traction Avant, más conocido en España como 11 ú '11 ligero', y este lunes ha hecho parada en la lonja. El modelo es uno de los más exitosos de la centenaria marca francesa y cimentó su leyenda en las primeras décadas del pasado siglo XX en nuestro país como coche rutero, cómodo y robusto. Estuvo en producción cerca de 25 años, desde los '30. En color negro y con banderas de España, parece el coche de algún alto cargo de otros tiempos.

 

Pero, ¿qué hace Vox con un clásico por las carreteras de Salamanca? Lo primero, decir que este modelo es una buena elección para las nacionales y secundarias de nuestra provincia, muchas veces víctimas de un mantenimiento bastante descuidado. Pero en realidad la elección del vehículo tiene que ver con su conductor habitual, el número '1' de la lista al Senado.

 

De cara al 10-N, Vox hizo una modificación en su lista a la Cámara Alta que pasó a estar encabezada por Emilio Polo, que aparece en la foto hablando por teléfono junto al coche. Este salmantino es un reputado historiador del vehículo antiguo, clásico y de colección y es uno de los mayores conocedores de este mundo en España. Además, está considerado uno de los mayores expertos mundiales de Hispano-Suiza, la legendaria marca española. Así que es fácil explicarse por qué el candidato de Vox al Senado por Salamanca ha elegido el clasiquísimo coche de campaña que conduce.