La Hermandad del Silencio llevará la fe de Pizarrales al centro de la ciudad

Agustín Martín Encinas y Julio Pérez Macías, hermano mayor y presidente de la Cofradía del Silencio, nos cuentan que encarana la Semana Santa con la misma ilusión del primer día. 

Agustín Martín Encinas y Julio Pérez Macías, hermano mayor y presidente de la Cofradía del Silencio (Foto: Aray Santana)

Sábado, 31 de marzo

HORARIO

17.00 horas Iglesia Parroquial de Jesús Obrero (Pizarrales).

RECORRIDO

Parroquia de Jesús Obrero, Carretera de Ledesma, Valverdón, Avenida de Villamayor, Plaza de la Fuente, Plaza San Juan Bautista, Calle Santa Teresa , Plaza de los Bandos, Zamora, Plaza Mayor, Quintana, Juan del Rey, Prado, Prior, Bordadores, Úrsulas, Campo de San Francisco, Abajo, Arriba, Plaza de la Fuente, Avenida de Villamayor, Valverdón, Carretera de Ledesma, iglesia de Jesús Obrero.

PASOS

Cristo de la Vela (Anónimo, 1920).

Nuestra Señora del Silencio (Enrique Orejudo, 1990).

Agustín Martín Encinas y Julio Pérez Macías son el hermano mayor y presidente de la Cofradía del Silencio respectivamente. Desde el año 1985 "empezamos el funcionamiento de la misma en el barrio de Pizarrales y hoy seguimos con la misma ilusión de ese primer día".

 

El objetivo por el que se fundó fue "por cumplimentar la Semana Santa, ya que el sábado no salía nadie... inaugurando la idea, muy novedosa, de implicarnos con el barrio y dándole a la mujer su puesto, ya que entonces no era lo mismo que ahora", indica Martín Encinas.

 

 

Macías destaca que la Cofradía "no solo funciona en Semana Santa, hacemos actividades en cualquier época del año. Nos encargamos todos los hermanos de todo, tenemos gente que da compañía a los que se encuentran solos, ayudamos a los que lo pasan mal económicamente... tenemos ingresos muy limitados así que hacemos lo que podemos". En cuanto al número de hermanos, son 480, "nosotros nos mantenemos", su cuota es la más barata de toda la ciudad, pagan quince euros anuales por persona.

 

Aclara que Pizarrales es un barrio "obrero" y "muy entrañable". Aquí cada domingo la Iglesia se llena "por lo que puede verse que la gente está muy implicada". Se opone a la fama de que "esta zona sea complicada; cada vez que hay un accidente o un robo lo generalizan y dicen que es en Pizarrales cuando ha sido en una calle diferente, ¿por qué?... no sabemos, luchamos cada día contra esto". 

 

 

Las dos imágenes ya están preparadas. La del Cristo de la Vela (que data de 1920) llegó a través de las Madres Josefinas Trinitarias que las trajeron desde Cáceres y lo "dejaron en esta parroquia mientras hacían el colegio". Por su parte la Virgen, Nuestra Señora del Silencio, la hizo Orejudo en el 1989, y salió por primera vez en el 1990, "además las mujeres que lo portan lo llevan con una vivencia y una ilusión tremenda". La Imagen de esta última, "no lleva nada, ni joyas ni coronas, una mujer sencilla, de pueblo, con un sentimiento muy especial".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: