La hermana del parricida de Chamberí: "Es un mentiroso y sabía lo que hacía"

El acusado en la primera vista del juicio (Foto: T. Navarro)

La hermana del parricida de Chamberí, Joana D. Z., lo ha definido como un joven "mentiroso, con poca empatía y extremadamente inteligente".

"Mal estudiante y mentiroso". Así ha definido Joana D. Z. a su hermano, Jhony Rafael D. Z., parricida confeso de Chamberí, que el pasado 27 de julio de 2016 asestó dos puañaladas mortales en el cuello al que fuera su progenitor, profesor e investigador.

 

La joven ha asegurado en todo momento que la convivencia entre los tres era "muy mala, mi hermano era apático, no hablabla de nada, no se relacionaba con nosotros" , su relación con el padre tampoco era buena, por lo que decidieron asistir a una terapia psicológica a la que al parecer, "algunos no asistían y se saltaban muy de vez en cuando, mi padre hizo todo lo posible para que la cosa se arregalara", ha relatado refiriéndose a su hermano.

 

Ha contado también que el joven en una ocasión se llegó a marchar de casa durante una semana, "estuvo desaparecido", nos mintió y la cosa no acaba ahí porque poco después "nos engañó con las notas, nos dijo que se estaba preparando la Selectividad y no era verdad, estaba reptiendo curso", el padre al enterarse "le pegó y le impuso que debía salir solo para ir a la academia y sacar al perro, además le rapó el pelo", ha reconocido.

 

La joven ha dejado claro en todo momento que su hermano era un joven "complicado" y que su padre "dormía en la cama con él para vigilarlo, lo hacía por amor, al ver que lo estaba perdiendo", ha relatado entre lágrimas. 

 

Pero sin duda el trago más fuerte ha llegado a la hora de contar como encontró a su hermano apuñalando a su padre, "me levanté de la cama al escuchar algo de cristal que cayó al suelo, fui buscando por la casa, vi reflejo en el salón, encendí la luz y ahí estaba mi hermano apuñalando a mi padre con un cuchillo de cocina, mi padre exclamó 'me están matando, me están matando', le dí la primera sábana que encontré le tapé el cuello y llamé al 112, no me entendían porque estaba muy neviosa, así que decidí llevarlo al hospital junto a mi hermano, al que tuve que decir que me ayudara porque no quería que huyera, él sabía lo que estaba haciendo"

 

Finalmente, ha añadido que los hechos ocurrieron en torno a las siete de la madrugada, cuando en realidad el asesinato tuvo lugar en torno a las cinco, "tengo miedo a mi hermano, es una persona extremadamente inteligente"

Noticias relacionadas