La habilidad de adaptar espacios naturales para personas discapacitadas en Castilla y León
Cyl dots mini

La habilidad de adaptar espacios naturales para personas discapacitadas en Castilla y León

El área de Accesibilidad Universal de la ONCE trabaja en adaptar estos lugares para ellos. Parques naturales, todo tipo de espacios privados y públicos…

Parque Natural Valle de Iruelas, en Ávila. TRIBUNA

Imagínese la situación. Un espacio natural de Castilla y León, tan bonito y deslumbrante como podría esperarse. La posibilidad de hacer una excursión… pero no poder hacerla porque usted cuenta con alguna discapacidad y le es imposible adaptarse a las circunstancias del lugar. Es ahí donde entra la labor de la Accesibilidad Universal –AU- de Fundacion ONCE, quien precisamente lucha día tras día para que este pequeño gran contratiempo no exista en nuestra sociedad.

 

“Nos dedicamos por un lado a formar y por otro al asesoramiento técnico”, arranca Jesús Hernández Galán, director general de AU. ¿Pero cuál es exactamente su trabajo? “El gestor del espacio en cuestión, público o privado, se pone en contacto con nosotros porque quiere poner en marcha este proyecto de accesibilidad. Ven que tienen un problema y entonces buscan una solución. Y ahí estamos nosotros, para asesorarles”.

 

Ahí entran en juego todas las posibilidades. Los mencionados espacios y parques naturales, edificios, puertos, montañas, marinas, ciudades… “De todo”, puntualiza Jesús. “Todo a lo que pueda acceder la gente en su día a día. Es un trabajo que llevamos toda la vida, muchísimo tiempo, desde que nació la Fundación”.

 

Y la siguiente pregunta, ¿cuál es la labor exactamente? “Analizamos itinerarios, mobiliario, la información, todos los sistemas de comunicación, los recursos que tiene el público… Lo que hacemos es que el espacio pueda llegar a más personas, que más gente pueda disfrutar de él”, expone el director general. Dicho en otras palabras, un completo estudio que haga visible las limitaciones que supone para las personas con cierta discapacidad ese lugar o espacio.

 

SEÑALAR LO MENOS VISIBLE

“Además, siempre lo hacemos desde una visión global, teniendo en cuenta todas las discapacidades”, razona Jesús. Por poner un ejemplo, en un parque natural, que suele ser un trabajo muy común para Accesibilidad Universal, se les señala los problemas que tienen los caminos, cómo podría una persona ciega guiarse mejor. Y así se lo traslada a la entidad que haya solicitado el estudio con la intención de hacerles mejorar.

 

Sin ir más lejos, en Castilla y León han actuado en los parques naturales del Valle de Iruelas, del Lago de Sanabria, de Las Batuecas-Sierra de Francia, de  Sierra Norte de Guadarrama, o en el Sendero Miranda del Castañar. “Un trabajo muy importante que se nos ha encomendado recientemente es el del Programa de Caminos Naturales, dependiente del Ministerio”, sigue Hernández Galán.

 

 

Esta guía de accesibilidad solicitada, sobra decir, será un estudio de arriba abajo en cuanto a rutas que puedan hacer las personas discapacitadas por toda España. Teniendo en cuenta que cada trabajo supone decir las limitaciones para toda discapacidad, se pueden imaginar el volumen que este puede llegar a tener.

 

¿Y cuáles son los problemas habituales que suelen encontrarse? “Buf”, suspira. “De todo. De orografía y analítica, falta de accesibilidad en itinerarios, en caminos… Suele ser una tarea complicada porque muchas cosas que no lo parecen se convierten en obstáculos".

 

Se trata de la posibilidad de hacer más fácil la vida de las personas, una tarea a la que está acostumbrada la ONCE y, más específicamente, el apartado de Accesibilidad Universal. Sin duda una bonita labor que sigue haciendo grande a esta Fundación.

Noticias relacionadas