La guía definitiva para comprar por Internet de forma segura

Cerca de 19,5 millones de españoles hacen sus compras online, y se espera que ese número crezca exponencialmente durante la próxima década.

A nivel mundial, el valor total de la economía global del comercio electrónico crece a un ritmo de 1,5 billones de dólares cada año, a medida que las compras por Internet se vuelven más comunes y las empresas adaptan su enfoque de marketing para captar más ventas online.

 

Las compras por Internet son muy convenientes y fáciles, pues permite a los consumidores comparar precios, encontrar jugosos descuentos y comprobar las opiniones de otros usuarios que han comprado el mismo producto de un modo que no se puede igualar al de la compra física.

 

Sin embargo, la gran popularidad de las compras online ha dado lugar a estafas, por lo que los consumidores están preocupados por la seguridad de sus datos, el robo de identidades, o las cookies, entre otras cosas. La buena noticia es que se puede comprar por Internet de forma segura.

 

Muchas de estas preocupaciones se pueden solventar comprando en sitios web de renombre y ampliamente conocidos en el sector como Tgusta.es, comprobando las políticas de devolución y envío antes de realizar el pago, y asegurándose de que se está utilizando un sistema de pago seguro.

 

Para no revelar la información de nuestra tarjeta de crédito directamente a cada tienda, se puede utilizar un sistema de pago de terceros como PayPal, que oculta el número de la tarjeta de crédito a los principales comercios.

 

Muchas e-commerce se han centrado en el servicio de atención al cliente, y proporcionan un chat privado para poder hacer cualquier tipo de pregunta. Así podrás conocer sus políticas de privacidad, el tiempo de envío de los artículos, o si hay un número de seguimiento al realizar el pago.

 

Por otro lado, para evitar que nuestros datos se almacenen en forma de cookies en el navegador, se puede utilizar la navegación privada, no solo en el ordenador de mesa o portátil, también en los dispositivos móviles.

 

El robo de identidad y la piratería informática es una de las mayores preocupaciones de los consumidores, aunque en este caso no son solo los compradores online los que deben ser cautelosos. Independientemente de donde compremos, es recomendable revisar regularmente nuestro extracto bancario para asegurarnos de que no haya errores o cargos fraudulentos. Además, es importante que no mostremos los datos de nuestra tarjeta de crédito en público, o que compremos online estando conectados a una WiFi abierta.

 

Otros puntos a tener en cuenta a la hora de comprar por Internet serían:

 

  • Buscar en la URL un icono de candado cerrado, que es un indicador de que la información que vas a introducir está asegurada.
  • Comprobar que estás de acuerdo con la política de privacidad, de devoluciones y de gastos de envío de la tienda. Además, asegurarnos de que la dirección y el número de teléfono que se indica son reales.
  • Desconfiar de los precios que sean demasiado buenos para ser ciertos y de los sitios con diseños similares.
  • El sitio debe ofrecer la opción de no participar en las promociones por correo electrónico.
  • Evitar comprar artículos de lujo de segunda mano para evitar las falsificaciones.
  • Tener cuidado al hacer clic en cualquier anuncio emergente, especialmente en aquellos que se advierte de que el equipo puede tener un virus. Muchos de estos anuncios contienen virus que pueden dañar el equipo y comprometer los datos o documentos.
  •  

En última instancia, si somos cuidadoso y evitamos los riesgos asociados con las compras online, podremos tener una experiencia de compra agradable.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: