La Guardia Civil desaloja la ITV de Castellanos de Moriscos que seguía abierta y haciendo inspecciones

ITV

CCOO denuncia la irresponsabilidad de usuarios y empresa por seguir pasando inspecciones: el lunes dice que se pasaron más de cien.

CCOO ha denunciado esta mañana que las estaciones de ITV de Salamanca mantienen abiertas sus puertas y obligan a acudir a sus empleados a pesar de que este servicio no es uno de los recogidos como básicos en el decreto de estado de alarma bajo el que se rige la actividad comercial y empresarial desde el sábado por la noche. La denuncia ha surtido efecto y, pasadas las 11.30 horas, la Guardia Civil procedía a cerrar el acceso a las instalaciones de Castellanos.

 

Según fuentes del sindicato, durante el lunes más de un centenar de vehículos pasaron inspección en este centro a pesar de la restricción a la circulación impuesta por el estado de alarma. Todavía este martes por la mañana se estaban haciendo inspecciones de vehículos a pesar de que no se podía acudir.

 

El responsable del área en el sindicato ha afirmado esta mañana en una rueda de prensa que los vehículos han estado circulando hacia las ITV, cuando no es uno los trayectos autorizados en el decreto, hasta el punto de que las autoridades acudieron a cerrar la ITV de Vitigudino. La asociación nacional de las inspecciones ya ha advertido que puede ser un foco de contagio potencial de coronavirus. Tras la aprobación del decreto, los plazos administrativos quedan interrumpidos con lo que no debería haber miedo a superar el previsto para pasar la inspección.

 

Sin embargo, en Salamanca, concretamente en Castellanos, el sindicato ha tenido que solicitar la actuación de las autoridades y, aunque en un primer momento estaba haciendo inspecciones con normalidad, la Guardia Civil ha acudido a cerrar las instalaciones y se ha dejado de atender. La empresa ha mandado a los trabajadores a casa.

 

El sindicato ha pedido lo mismo para Béjar, Montalvo y la ITV móvil, y el resto de Castilla y León.