La Guardia Civil cree que el hombre desaparecido se tiró al río Águeda en una actividad de riesgo

Puente sobre el río Águeda donde tuvo lugar el accidente

El salto, desde una altura de treinta metros, fue grabado con el móvil por su hijo pequeño.

Agentes de la Guardia Civil han continuado su labor de búsqueda del hombre desaparecido en la tarde del jueves en el río Águeda, en Robleda, cuando se lanzó al agua desde más de 20 metros, en presencia de su hijo, de 10 años, quien grabó el salto. 

 

Los buzos de los GEAS han reanudado este sábado las tareas de búsqueda pero, como aseguran fuentes de la Benemérita a este diario, aún no se ha encontrado el cuerpo, ya que la profundidad del río en ese tramo puede alcanzar los 30 ó 40 metros y la visibilidad es prácticamente nula.

 

La hipótesis principal que maneja la Guardia Civil es que se trata de un accidente debido a una imprudencia, ya que Mikel M. M., vecino de Beasain (Guipúzcoa) de 48 años, intentó realizar un salto desde el puente al agua, como prueban las mochilas y cordaje utilizadas para la realización de deportes de riesgo que encontraron en su coche.

 

El impacto de la caída, por tanto, pudo dejarle inconsciente y todo apunta a que ya no salió a flote.

Noticias relacionadas