La guardería Mis Pollitos, clave para la detención de Ignacio González

El grupo salmantino de guarderías ‘Mis Pollitos’ es, el nexo entre la familia de Ignacio González, el expresidente de la Comunidad de Madrid detenido por corrupción, y el promotor que le rebajó 200.000€ en su mansión.

El grupo salmantino de guarderías ‘Mis Pollitos’ es, el nexo entre la familia de Ignacio González, el expresidente de la Comunidad de Madrid detenido por corrupción, y el promotor que le rebajó 200.000 euros en su mansión. Así lo revela este domingo el digital El Español, que indica que Carmen Pazos Bejarano, la educadora infantil salmantina comparte negocio con la esposa de Ignacio González.

 

La salmantina es la fundadora de Mis Pollitos, una red de guarderías que nació en la Comunidad de Castilla y León en 2007 y que ha ido poniendo sus huevos por todo el territorio nacional. En diciembre del año pasado también se asoció con la mujer de Ignacio González para fundar Grupo Empresarial Chickies SL, una sociedad dedicada al “cuidado diurno de niños” constituida en diciembre de 2016 en Madrid y en la que también están presentes las sobrinas de Lourdes Cavero, Leticia y Rocío Bonet Cavero y su amiga M.T.M.A. como secretaria y consejeras, respectivamente.

 

Según informa El Español, el juez Eloy Velasco considera que Ignacio González, su esposa Lourdes Cavero y su hermano, Pablo González, pusieron en marcha varios negocios de guarderías y, junto a Zaplana (expresidente valenciano y exministro con Aznar), una sociedad experta en la creación de empresas ‘offshore’, que tenía la patente de un milagroso producto de desinfección de agua. Todo ello con el objetivo de blanquear el dinero de origen ilícito de que disponían, según el auto de la Operación Lezo.

 

Precisamente la esposa de Ignacio González unió lazos empresariales en 2016 con una educadora infantil muy bien vista en Castilla-León y Madrid, donde ha ganado varios premios como emprendedora, para poner en marcha su propia red de guarderías. Un proyecto que, al parecer, ha quedado paralizado al salir al destaparse los negocios ilegales de González e ingresar en prisión.