La guardería de Villares empieza el curso cerrada: 60 familias y diez trabajadores afectados

Guardería municipal de Villares de la Reina.

El PSOE denuncia la falta de previsión y de diligencia del equipo de gobierno provoca que la guardería municipal no pueda abrir sus puertas a tiempo este curso. Cerca de sesenta familias con niños entre cero y tres años no podrán llevar a sus hijos y diez trabajadores están sin empleo.

La ausencia de diligencia en la tramitación y resolución del concurso de adjudicación de la gestión de la guardería municipal es la única causa que ha provocado que de momento el centro escolar infantil permanezca a día de hoy con sus puertas cerradas, sin poder prestar este necesario servicio a los vecinos, y sin una fecha concreta, en el que caso de que pueda reabrirse, para que los padres puedan volver a llevar a sus hijos y resolver el grave trastorno que esta falta de diligencia y eficacia en la gestión por parte del alcalde y del equipo de gobierno les está produciendo.

 

El Grupo Municipal Socialista recuerda que desde hace muchos meses atrás venía exigiendo la urgente necesidad de tramitar un nuevo concurso de adjudicación en relación a la gestión de la guardería municipal, advirtiendo al alcalde y al equipo de gobierno sobre la finalización de la vigencia del actual contrato, un hecho que se producía el pasado mes de agosto, entre el Ayuntamiento y la empresa que hasta ahora había llevado dicha gestión. Una circunstancia, tanto la exigencia como la advertencia, que fue obviada e ignorada en todo momento y que ha supuesto que en la actualidad el centro escolar municipal no pueda de momento reanudar su actividad y proseguir con la prestación de este servicio.

 

Esta cuestión, la falta de previsión y de diligencia a la hora de gestionar por parte del alcalde, la improvisación, las dudas  y la falta de tiempo a la hora de poner en marcha las gestiones en relación a la nueva licitación, son las verdaderas razones, y no otras de carácter burocrático o administrativo ajenas al Consistorio, tal y como ha querido argumentar el equipo de gobierno municipal del PP a través de un comunicado, las que a día de hoy hacen que la guardería permanezca con sus puertas cerradas y sin una fecha para su reapertura en el que caso de que se produzca

 

Una dejadez y una mala gestión que afecta a cerca de sesenta familias, usuarias de este servicio, a las que se les está produciendo un grave perjuicio puesto que a día de hoy no tienen donde dejar a sus hijos entre los cero y los tres años, obligándolas a llevarlos a otros centros en el mejor de los casos, además de un futuro incierto a día de hoy para la casi decena de trabajadores que prestan allí su trabajo.