La Guadia Civil imputa a un hombre por intimidar a empresarios para que pagaran anuncios en una revista que no existía

La cuota que les exigía rondaba entre los 180 y los 300 euros y las estafas se cometieron durante todo el pasado año 2014 en una supuesta revista de la Guardia Civil en Salamanca.

La Guardia Civil ha imputado en Salamanca a un varón de 52 años, cuya identidad responde a las iniciales A.P.F.M, por intimidar presuntamente a empresarios para que pagaran anuncios en su revista, a la que relacionaba fraudulentamente con el Instituto Armado.

  

Según han informado fuentes de la Benemérita a Europa Press, la cuota que les exigía rondaba entre los 180 y los 300 euros y las estafas se cometieron durante todo el pasado año 2014.

  

Al parecer A.P.F.M. ofrecía a comerciantes minoristas publicar anuncios de sus empresas en la revista de una Asociación Cultural aprovechando su presunta relación con la Guardia Civil, la cual no existe. Posteriormente les exigía el pago de facturas de cantidades que oscilan entre los 180 y los 300 euros correspondientes a la cuota del servicio supuestamente prestado de la inclusión de dicha publicidad.

  

Para dar veracidad a su actividad, el ahora imputado llegaba a editar un pequeño número de ejemplares de la revista que enseñaba a sus víctimas. Con ello conseguía consumar el engaño.

  

Además de comprobar que la revista se imprimía en una imprenta propiedad del imputado ubicada en la localidad alicantina de Elche, los agentes han conseguido demostrar que utilizaba como teléfono de contacto un número de tarifación especial 902, con lo que incrementaba el importe de lo estafado.

 

REVISTA 'GUARDIA CIVIL'

  

Las mismas fuentes han recordado que la única revista oficial y profesional del Instituto Armado se llama 'Guardia Civil'. Cualquier otra publicación que aluda en cualquier medida a esta Institución "no tiene relación oficial alguna con la misma", por lo que el Cuerpo "no se responsabiliza de lo divulgado en ella".

  

Otras revistas incluyen en sus portadas las palabras 'Guardia Civil' y en su contenido gran profusión de fotografías de guardias civiles en todas sus especialidades y numerosos emblemas y logotipos alusivos al Cuerpo, lo que induce a confusión.

  

Aunque estas publicaciones están generalmente autorizadas e inscritas en el registro del Ministerio del Interior, son administradas y dirigidas por entidades particulares sin vinculación alguna con la revista oficial.

  

Asimismo, en ocasiones "se han empleado métodos agresivos y poco ortodoxos para captar anuncios", ha advertido la Benemérita. En estos casos, se recomienda denunciarlo en las dependencias policiales más cercanas o comunicarlo a través de la Oficina de Información y Atención al Ciudadano de la Guardia Civil, teléfono 900 101 062, correo electrónico sugerencias@guardiacivil.org .