La grúa municipal se lleva más de 3.000 coches por infracciones de tráfico

Un vehículo del servicio municipal de la grúa de Salamanca.

La grúa arrastró 5.487 vehículos en 2016, 3.184 por estar mal aparcados, a razón de unos 250 euros entre multa, arrastre y depósito.

Algo menos de diez coches al día. Esta es la actividad de la grúa en cuanto a vehículos que se lleva por infracciones a la ley, que se multiplica casi por dos en el caso de los arrastres para retirar coches que estorban por un acto o acontecimiento. La cifra sigue siendo elevada, aunque curiosamente inferior a la de los últimos años, cuando más criticado ha sido el uso de la grúa para recaudar, a razón de unos 250 euros entre multa, arrastre y depósito para cada titular 'afortunado' con una actuación de la grúa.

 

En 2016, la grúa municipal retiró de las vías públicas de 5.487 vehículos, de los que 3.184 se encontraban mal estacionados y 2.303 fueron desplazados o retirados ante la celebración de distintos actos o acontecimientos (2.036 en 2015), o por otros motivos, como accidentes o averías, precintos judiciales, robos, abandonos o alcoholemias positivas. La cifra de arrastres está por debajo de la de 2015, aunque se mantiene cerca de su tope más reciente; hace dos años fueron 5.710 los arrastres.

 

Lo que sí se reduce es el número de coches que se retiran por infracciones, y de manera sustancial. Si en 2015 fueron 3.675, en 2016 sumaron 3.184 los coches que fueron retirados porque se encontraban mal estacionados.

 

El número de expedientes sancionadores tramitados el año pasado por infracciones a las normas de tráfico fue 47.585. Los artículos más infringidos fueron los relativos al estacionamiento en zona azul careciendo de papeleta (en el 31% de los casos) y excediendo el tiempo fijado (16%), seguidos por los estacionamientos en zonas peatonales (8,6%), en carriles de circulación (8%), sobre la acera (6,7%), circular con exceso de velocidad (4%) y estacionar en zonas de carga y descarga (3%).

 

Las reservas de estacionamiento en zonas de carga y descarga, las calles peatonales, los carriles de circulación, las aceras, las puertas cochera, las reservas para personas discapacitadas y las zonas ORA (zona azul) son, por este orden, los lugares donde se cometen, principalmente, las infracciones que dieron origen a las actuaciones citadas de la grúa municipal.