La gripe desciende Castilla y León y se encuentra en un nivel de intensidad bajo

Gripe, enfermo

La incidencia de la gripe continúa su descenso de las últimas semanas y se sitúa en ésta última en un nivel de intensidad bajo, con 129,17 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 200,23 de la anterior, cuando se mantuvo "estable".

Según el informe de la red Centinela Sanitaria de Castilla y León, la semana pasada (del 12 al 18 de febrero) la actividad se mantuvo en un nivel de intensidad bajo, con un tendencia "descendente".

Durante esta semana, la séptima del año, continúa la circulación de virus gripales tipo 'A' y 'B', al igual que en la anterior, según el citado informe.