La gestión privada consigue que usar La Aldehuela sea siempre más caro que en cualquier instalación de la ciudad

Todos los equipamientos deportivos de la ciudad deportiva son más caros que sus homólogos del resto de Salamanca: la clave, la progresiva subida de precios permitida a la empresa privada que lo lleva.

Los precios de la ciudad deportiva de La Aldehuela han sido protagonistas del pleno de este viernes porque se ha aprobado un nuevo incremento de la subvención anual de más de 1,2 millones de euros que recibe la y una nueva subida de las tarifas, la segunda en poco más de año y medio, en virtud del contrato firmado para conceder la gestión a una empresa privada, una decisión unilateral del Ayuntamiento de Salamanca. Algo que se ha traducido en precios más altos que los del resto de instalaciones deportivas municipales, sin excepción, en todo tipo de pistas y canchas.

 

La subida es posible porque la Aldehuela tiene su propia ordenanza de precios, al margen del resto de instalaciones deportivas municipales, una decisión que se tomó en su día y que permite ahora las actualizaciones anuales en las que se aplica el IPC de precios de instalaciones deportivas. Eso a pesar de que la empresa tiene unos beneficios de 95.000 euros según los informes municipales. Pero, ¿cuáles son esos precios? ¿Son más altos que los del resto de instalaciones municipales?

 

La respuesta es sí, son más caros, y en todos los casos. Alquilar un campo de fútbol, una pista de tenis, un frontón, una pista de pádel, una cancha de baloncesto, un rocódromo o las pistas de atletismo... es más caro en La Aldehuela que en cualquier otra instalación municipal. No es mucho, pero las dos actualizaciones de precios han empezado a marcar diferencias que ronda un 5%. Así, una hora de campo de fútbol cuesta 40 céntimos más (a falta de actualizar los precios con el último cambio), una hora en una pista de tenis cuesta 12 céntimos más, 18 céntimos más por una pista de pádel, 40 céntimos más por una cancha de baloncesto (al aire libre en La Aldehuela, en pabellón en el resto de casos).

 

Por este motivo, el concejal socialista Arturo Ferreras ha pedido que se haga lo necesario para unificar los precios porque no tiene ningún sentido que se pague más en una instalación de titularidad municipal que en otra por utilizar el mismo equipamiento: ahora mismo cuesta más jugar un partido de fútbol en un campo de hierba artificial de la ciudad que en los que hay, idénticos, en la ciudad deportiva.

 

 

Por qué suben sus precios

 

La aprobación de estos cambios, que están recogidos como posibles en los contratos y ordenanzas correspondientes, beneficia a la empresa que gestiona tanto la ciudad deportiva de La Aldehuela como el Multiusos, Enjoy Wellness, que se ha convertido en la empresa de cabecera en la gestión deportiva del actual equipo de Gobierno: no hay que olvidar que gestiona también las piscinas municipales, con otra empresa, y que se le va a subvencionar también la climatización de la piscina de San José.

 

La subida de tarifas y la millonaria aportación que recibe Enjoy Wellness por gestionar la instalación municipal van en el contrato de gestión de la instalación, que costó 28 millones de euros pagados de fondos públicos (Ayuntamiento, CSD y Junta los aportaron). La obra la ejecutó una empresa que, de manera unilateral y con el aquiescencia del Ayuntamiento, cedió la gestión a Enjoy Wellness sin que el pleno pudiera decir nada.

Noticias relacionadas