La 'generosa' bajada del IBI para 2019: 18 euros por recibo que se mantendrá entre los más caros

El equipo de Gobierno publicita una bajada que se retrasará un año y por una cuantía muy inferior a otras rebajas que ya desdeñó. El IBI de Salamanca seguirá siendo, pase lo que pase, uno de los más altos del país.

La bajada del IBI es el 'gancho' del pacto entre PP y C's para las ordenanzas fiscales de este próximo 2018 y de 2019 cuando lo que hay es una subida de lo que pagan los salmantinos. Un acuerdo que incluye subidas en una decena de tasas municipales que se actualizan al IPC, que afecta especialmente el tique de la zona azul y el recibo del agua. Sin embargo, y aunque habrá que esperar un año, ni siquiera la rebaja anticipada del IBI para aplicarla en año electoral es significativa y mantendrá la contribución de Salamanca como una de las más caras del país.

 

Así lo ha denunciado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que ha hecho sus cuentas. Según sus cálculos, la bajada del 5% supondrá entre 15 y 18 euros de ahorro sobre el recibo medio.  "La rebaja no es sustancial aunque se vende que lo es", ha dicho Mateos. En la actualidad, el recibo medio supera los 315 euros tras el incremento auspiciado por Fernández Mañueco de 38 euros desde 2012, un 12% más. La bajada del 5% apenas recupera compensa las subidas de los últimos años, como se puede comprobar. "C's y PP promete una rebaja de 15-18 euros en año electoral", ha resumido Mateos. "No hay congelación fiscal", ha dicho, "el señor Mañueco con C's nos suben los impuestos". "No hay congelación, no hay bajada, hay una subida de impuestos", asegura.

 

En su lugar, el equipo de Gobierno ha rechazado las propuestas del PSOE para rebajar el IBI y convertirlo en un impuesto más igualitario y progresivo, reduciendo lo que se paga por las viviendas particulares. "Lo planteado por el PSOE sería a estas alturas rebajar en 150 euros todos los años", ha recordado Mateos.

 

Pero es que, además, esta futura bajada no compensa la subida ya consolidada del 10%. Para 2016 se podía haber eliminado el recargo estatal del 10% en el IBI que impuso el Gobierno central, pero no se hizo: el equipo de Gobierno municipal alegó entonces que podría haber desequilibrado las cuentas municipales. El motivo es que suponía liberar a los contribuyentes de unos 4,5 millones de euros en impuestos, pero se optó por dejarlo como estaba. La única rebaja podría llegar aplicando un tipo inferior de IBI, pero el concejal Fernando Rodríguez dijo en su día que eso supondría solo 50 euros menos de media a los contribuyentes por este impuesto y que "es incompatible hacer eso con querer hacer otras cosas".

 

Mateos se ha preguntado, al hilo de estas declaraciones, que "si la pretendida rebaja de los impuestos supone una disminución de los servicios públicos, ¿qué es lo que se va a recortar? Estaría bien que antes de 2019 lo dijeran", ha dicho.