La Generalitat devuelve 6.400 documentos procedentes de Salamanca a sus dueños

El conseller ha recordado que esta documentación llegó al archivo hace dos meses y medio, y ha asegurado que esta cita representa un "acto de dignidad para todas la familias".

 

LOS 'PAPELES DE ÁVILA'

  

Ha recordado que el proceso está más abierto que nunca después de la descubierta de los 'papeles de Ávila', que son documentos incautados por los nazis a la Generalitat en el exilio.

  

"Detrás de cada una de las decisiones de no mandar los papeles hay una falta notable de respeto hacia las personas que deberían de tenerlos en su casa y cada año que pasa estas personas están más lejos de recibir lo que perdieron en vida", ha indicado.

  

Por su parte, Cruanyes ha acusado al Ejecutivo español de "burla y robo", y ha asegurado que no son necesarias leyes para reparar lo que a su juicio es una injusticia.

La Generalitat ha retornado este 19 de febrero un total de 6.400 documentos incautados durante la Guerra Civil a entidades e instituciones privadas que el Ministerio de Cultura envió a Catalunya el pasado 4 de diciembre en el último envío de 'papeles de Salamanca'.

  

El acto se ha celebrado este jueves en el Arxiu Nacional de Catalunya, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), y ha contado con la participación del conseller de Cultura, Ferran Mascarell; el director del Archivo, Josep Maria Sans y el responsable de la Comissió de la Dignitat, Josep Cruanyes, así como varios representantes de entidades, partidos, sindicatos e instituciones privadas.

  

El conseller ha recordado que esta documentación llegó al archivo hace dos meses y medio, y ha asegurado que esta cita representa un "acto de dignidad para todas la familias que durante muchos años han tenido secuestrada una parte de su memoria".

  

En esta misma línea se ha expresado el director del Arxiu, que ha asegurado que "se ha iniciado la culminación de una larga reivindicación que empezó en 1980 y que ha durado 35 años en los que, a pesar de haber vivido altos y bajos, siempre se ha contado con el apoyo de la Generalitat y de la sociedad catalana", ha expresado.

  

Aunque la Conselleria de Cultura restituye este jueves un primer conjunto de la documentación retornada en diciembre, ya se ha previsto una segunda entrega que tendrá lugar antes de verano.

 

FONDOS PRIVADOS

  

Entre los documentos que se han restituido a sus propietarios destacan los fondos privados de Antoni Xirau i Palau, de Pau Romeva i Ferrer, de Antoni Rovira y Virgili, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) o de la escuela de Enseñanza Naturista Pentalfo - Nicolás Capo.

  

"Estamos muy emocionados de poder recuperar estos 16 libros que se marcharon de la casa donde todavía vivimos, en Horta hace 75 años", comenta la bisnieta de Antoni Rovira i Virgili, Maria Calvet, que ha acudido a recoger este material bibliográfico en nombre de la familia y después de que su abuela falleciera el pasado mes de septiembre.

  

Además, también se ha devuelto material al Centre Asturià de Barcelona, la Federació Nacional d'Estudiants de Catalunya, la Confederació Nacional del Treball (CNT), la Unió General de Treballadors de Catalunya (UGT), el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) o el Centre Autonomista de Dependents del Comerç i la Indústria (CADCI), que permanecerán en el ANC.

  

El responsable del Centre Asturià de Barcelona, Enrique Delgado, ha comentado que la mayoría de documentos que recupera están relacionados con los más de 40.000 refugiados asturianos que llegaron a Catalunya en aquella época: "Reconoce a la gente que ha trabajado en favor del movimiento asociativo y a la que en un gesto solidario ayudó a todos los refugiados".

  

Entre el material también se encuentran estatutos y carnés de exmilitantes de las formaciones políticas o sindicales, cartas personales o material familiar, así como tres banderas de la época, una de ERC, otra de la CGT y otra del PSUC que el coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha recogido en persona.

 

PAPELES PENDIENTES

  

Mascarell ha recordado que está no será la última entrega, puesto que hay documentación vinculada a la Ley de 2015 que está pendiente de regresar a Catalunya: "Esta historia no se acabará hasta que vuelva a manos de la sociedad catalana todo el material que se incluía en esta legislación".

  

En esta línea, ha reiterado que la Generalitat emprenderá acciones legales para exigir la devolución de las piezas consignadas dentro de esta Ley: "Reclamamos una actitud diferente de la que se ha tenido hasta ahora porque no parece lógico que después de 35 años de Democracia todavía estemos discutiendo esto".