La Fundación Secretariado Gitano organiza una jornada de puertas abiertas para dar a conocer su actividad

De su labor destacan dos programas, uno de empleo y otro de educación, con los que buscan mejorar la situación de la etnia gitana.

La Fundación Secretariado Gitano en Salamanca ha organizado hoy, 30 de junio, una jornada de puertas abiertas en la que han dado a conocer los fines y la actividad de la asociación. Labor que en los últimos años se han hecho más necesaria, y que introduce la posibilidad de que personas de etnia gitana, puedan acceder a una vida inserta en un entorno laboral, económico, social y familiar normalizado.

 

Para ello, llevan cabo diversos programas, entre los que destaca uno de empleo denominado "Acceder", y uno de educación llamado "Promociona". El primero, que está financiado principalmente por el Fondo Social Europeo, aunque también por fondos estatales, de las autonomías y de los ayuntamientos, lleva funcionando desde el año 2000, desde 2004 en Salamanca, y trata de mejorar la empleabilidad de los gitanos, quienes tienen más barreras de acceso, y cuya realidad de formación es muy baja. 

 

Mientras, "Promociona", programa que ha empezado a trabajarse desde el 2009, persigue el éxito escolar, que se podría traducir en llegar a titulado en ESO, a través de orientación educativa individualizada con el propio alumnado y sus familias, las cuales además tienen que cumplir una serie de requisitos que impone la asociación. En total son unas 25-30 familias con las que se trabaja. Con esto se persigue además que ese alumnado llegue a ser un referente para su comunidad.

 

Aunque esos son los dos progrmas más destacados, la fundación también desarrolla otra serie de tareas, como una de atención social básica, para poner en vía de solución una serie de problemas que tienen en varios ámbitos (sanidad, vivienda...); o las campañas sobre la discriminación de trato que ponen acento a los estereotipos, puesto que éstos impiden el acceso de los gitanos a la vida normalizada.

 

En cuanto a los retos, son que de aquí a unos años por delante, el asunto de la educación de un vuelco. Así, que en vez de 2/10 gitanos que acaban la ESO, sean de 6 o 7 los que lo hagan. "Un reto realmente complicado porque los cambios de mentalidad van muy lentos". El otro sería al menos no descender en empleo, dado que hay que tener en cuenta la realidad impuesta por la crisis.