La FSP-UGT de Salamanca denuncia la "ineficacia informática" en los Centros de Salud

Ordenador

"Hay días que los pacientes deben esperar en las salas de espera más de 2 horas para poder obtener sus recetas", han indicado desde el sindicato.

"Los profesionales sanitarios y administrativos de todos los centros de salud ya no pueden más con la desidia de la administración. Los equipos informáticos fallan continuamente, ocasionando ineficacia en la atención a la población y en el acceso del personal a las historias clínicas de los pacientes." Esta es la denuncia que, desde el sector de Sanidad de FSP-UGT Salamanca, quieren que se haga pública para conseguir revertir esta situación.

 

FSP-UGT ha explicado que estos fallos "constantes y repetitivos, provocan continuas y largas paradas en las consultas al cabo del día, generando malestar e impotencia entre los profesionales y alarma entre los usuarios de un servicio público esencial como es el sanitario".

 

"Hay días que los pacientes deben esperar en las salas de espera más de 2 horas para poder obtener sus recetas", han indicado desde el sindicato.

 

Los profesionales también se han quejado reiteradamente de este "deficiente funcionamiento informático como consecuencia de la pésima atención que se les presta a los usuarios, sin obtener en ningún momento contestación por parte de la Administración." 

 

Sólo el Consejero ha contestado para decir, "faltando a la verdad", según FSP-UGT, que estas situaciones son puntuales y no generan graves problemas. "¿Ha preguntado a usuarios y profesionales sanitarios que lo sufren diariamente? ¿Debe degenerar en grave una situación como esta para poder corregirse?", se cuestionan en el sindicato.

 

La FSP-UGT ha denunciado reiteradamente esta situación desde el 2014, y "lejos de corregirse se ha agravado el problema, y si seguimos de esta manera se agravará aún más  cuando se ponga en funcionamiento la receta electrónica".

 

UGT ha reclamado soluciones "antes de crear más incertidumbre entre los usuarios y profesionales; pedimos que se depuren responsabilidades ya que el programa VERE no funciona,  lo cual resulta un gasto, además de desorbitado, innecesario".