La FRMP pide un nuevo modelo de financiación local en el año 2017 que será el del "municipalismo"

A. MINGUEZA

Alfonso Polanco se ha expresado así en el marco del acto de celebración del 30 aniversario de la Federación Regional de Municipios y Provincias

El presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) de Castilla y León y alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha reclamado al Gobierno un nuevo modelo de financiación local ligado a la reforma de la autonómica, algo que ha asegurado que los ayuntamientos de la Comunidad no dejarán de pedir "hasta conseguirlo".

 

Alfonso Polanco se ha expresado así en el marco del acto de celebración del 30 aniversario de la Federación Regional de Municipios y Provincias, que se ha desarrollado en el Teatro Zorrilla de Valladolid con la asistencia del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro; presidentes de las diputaciones provinciales y alcaldes de pequeños y grandes municipios.

 

En este contexto, el presidente de la FRMP ha recordado que los ayuntamientos son la administración más cercana a los ciudadanos y han asumido la responsabilidad de atender a sus demandas y necesidades, algo que han hecho y seguirán haciendo.

 

Precisamente por ello ha señalado que se ha pedido y se pide en la actualidad un nuevo modelo de financiación local "suficiente y adecuada" al ejercicio de las competencias depositadas en las administraciones locales.

 

En este sentido, ha reconocido la respuesta de la Junta a la reivindicación "histórica" de que las entidades locales participen en los ingresos propios de la Comunidad, aunque todos sepan que "no es suficiente".

 

Por ello, ha pedido al Gobierno central un nuevo modelo de financiación local vinculado a la reforma de la financiación autonómica, pero ha advertido de que no vale "cualquier reforma", ya que se debe contemplar y reconocer el esfuerzo llevado a cabo por las entidades locales en los años de "profunda crisis" así como flexibilizar sus obligaciones financieras y someterlas al grado de cumplimiento de cada ayuntamiento o diputación de los objetivos de estabilidad presupuestaria, de reducción de deuda y, en definitiva, "de saneamiento de las cuentas públicas locales".

 

AL SERVICIO CIUDADANO

 

Alfonso Polanco, en una intervención en la que ha asegurado que el municipalismo "está más vivo que nunca", ha afirmado que la Federación seguirá como una entidad al servicio de los castellanoleoneses a través de ámbitos "imprescindibles" como el servicio público, el compromiso con el bienestar social de los ciudadanos y el incremento de su servicio a la cultura con la promoción de la lengua común.

 

En concreto, en cuanto al servicio que prestan los empleados públicos, el presidente de la FRMP ha recordado que al Acuerdo Marco para el Personal de la Administración Local de Castilla y León han seguido otros muchos acuerdos en el marco del Diálogo Social para consolidar sus derechos, "pilar indispensable de la calidad en la prestación de servicios a los ciudadanos", pero además se ha apostado por la formación continua, uno de los proyectos de la Federación más importantes que en doce años ha supuesto impartir 504 cursos para más de 35.000 participantes.

 

Por otro lado, Polanco ha asegurado que la Federación va a mantener su compromiso con el bienestar de todos los castellanoleoneses y, en particular, de los más necesitados, gracias a una "nueva y más intensa" agenda social.

 

"El camino recorrido es claro porque el compromiso es claro", ha señalado el alcalde de Palencia, quien ha incidido en los diferentes convenios suscritos con la Junta y otras entidades públicas y privadas en diferentes materias como medio ambiente, vivienda o tributos, así como en compromisos "inequívocos" para "blindar" la "tan ansiada" igualdad de oportunidades y la defensa de los derechos de todos.

 

El presidente de la Federación ha incidido en que, por un lado, se suscribió el Pacto Social contra la Violencia de Género y, por otro, se han propuesto y formalizado convenios con empresas de gestión de suministros básicos para blindar su distribución a quienes tienen dificultades personales y familiares para asumir su coste, a los que ha asegurado que van a sucederse otros.

 

En este mismo ámbito, en respuesta a la principal demanda de los ciudadanos que supone tener un puesto de trabajo, ha señalado el éxito de los planes de empleo local y ha abogado por mejorar su respuesta por parte de todos los actores implicados, para lo que ha afirmado que la Consejería de Empleo cuenta con la Federación con el fin de diseñar los nuevos programas, algo que ya se lleva a cabo.

 

Junto al servicio de lo público y la igualdad de oportunidades, ha continuado Polanco, la Federación incrementará su servicio a la cultura a través de la promoción de un instrumento "de vertebración y de comunicación" como es la lengua común, motivo de la creación del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, un "gran proyecto" que vio la luz en el año 2000 y que "puede y debe" tomar ahora un "nuevo impulso" para el que contará con la FRMP.

 

Alfonso Polanco ha invitado a todos los alcaldes a seguir trabajando y ha "bautizado" 2017 como el "año del municipalismo", al tiempo que ha asegurado que quiere mantener encuentros con todos los representantes locales de la Comunidad para "escuchar y aprender" de todos y finalizar el proceso de integración y sumar a la totalidad de municipios a la Federación.

 

"UNIDAD" PARA EL PROGRESO

 

Para ello, ha recordado las dos premisas fundamentales que dan sentido a la institución como son la "unidad y la unanimidad" para consolidar así el progreso y la modernización de los pueblos y el liderazgo de las ciudades.

 

El presidente de la FRMP ha agregado que continuará el trabajo "codo con codo" con la Junta porque los retos de los municipios y de las provincias son "retos de Comunidad" y por lo tanto son "compartidos".

 

En esta línea, ha abogado por la modernización de Castilla y León en el ámbito de las comunicaciones, primero con la llegada de la Alta Velocidad que debe encontrar a pueblos y ciudades en marcha para no perder el tren de la modernidad".

 

Por otro lado, y después de que las ciudades hayan iniciado los pasos para convertirse en "smart cities" --ciudades inteligentes--, considera que el siguiente paso debe ser la transformación de los pueblos en inteligentes, es decir, "aprovechar las mismas oportunidades de la tecnología para mantener conectado el mundo rural a un mundo global que no entiende de ubicaciones ni de fronteras".

 

Asimismo, considera que hay que modernizarse en el ámbito de la participación, ya que "no se pueden definir los nuevos municipios y las nuevas provincias del siglo XXI sin contar con los propios ciudadanos, sin escucharlos".

Noticias relacionadas