La fortuna que rechazó Breaking Bad por continuar la historia de Heisenberg

 Heisenberg

Cada capítulo costaba 3,5 millones y llegarón a ofrecer 25 millones por cada uno de tres más. 

El final de Breaking Bad hubiera podido ser muy diferente al que el público vio. Ha salido a la luz detalles de una entrevista en la que Jeffrey Katzenberg, cofundador de DreamWorks, ofreció 75 millones de dólares por producir tres nuevos episodios de la última temporada de la aclamada serie de AMC.

 

En 2013, Katzenberg tuvo una entrevista con Kyle Buchanan, periodista del New York Times, en la que explicaba el plan que propuso para conseguir tres episodios adicionales de Breaking Bad, con un coste de 25 millones por episodio. Sin embargo, el grupo creativo pensó que, dada la ingente cantidad de dinero ofrecida, se trataba de algo que no era serio y rechazaron la propuesta.

 

Ahora bien, ¿por qué pagar 25 millones por cada nuevo episodio cuando su valor original era de 3,5 millones?

 

La idea de Katzenberg era lanzar fragmentos de cada capítulo para venderlos por cuotas de un dólar cada uno. De esta forma, el productor de El príncipe de Egipto o Shrek obtenía beneficios por la gran inversión que le había costado esos tres episodios extra.

 

Lo curioso es que, actualmente, Katzenberg está trabajando en lanzar su propio servicio en streaming, Quibi, que estará disponible en 2020. En caso de que hubiesen aceptado los creadores de Breaking Bad, la serie protagonizada por Bryan Cranston y Aaron Paul pertenecería al productor de DreamWorks, al menos esos tres episodios finales.

 

Ahora será Netflix la que lance la película de Breaking Bad, que protagonizará Aaron Paul, al estar enfocada en la vida de su personaje, Jesse Pinkman.