La formación de Gobierno libra a Mañueco de un congreso del PP por mandato judicial

El PP anuncia congreso para febrero, anticipándose a la demanda de un foro crítico que llevó a los juzgados al partido por la negativa de Ferández Mañueco a responder a sus peticiones de más democracia interna.

El anuncio de fecha del esperado congreso del PP, el próximo mes de febrero, va a evitar que el partido y su presidente del comité de garantías, Alfonso Fernández Mañueco, pasen por el trago de verse obligado a un congreso por mandato judicial. Será por poco, porque en junio un juzgado admitió a trámite la demanda de un foro crítico que exigía más democracia interna en el partido.

 

Esa fue la única salida que les quedó a los responsables del Foro Pensamiento y Desarrollo, una corriente crítica interna del PP, que hace tiempo que pelea en los juzgados para que el partido celebre de una vez congreso. En cierto modo, han tenido éxito, pero no el eque esperaban. El partido lleva sin celebrar congreso desde febrero de 2012 a pesar de que sus estatutos dictan que se haga cada tres años; así que el plazo está superado desde hace meses. 

 

Ante los reiterados retrasos, los responsables del foro se dirigierion al partido y al presidente de su comité de garantías, Alfonso Fernández Mañueco, un trámite en el que encontraron un frontón impermeable a sus peticiones de más participación de las bases. Ante las reiteradas negativas a responder, llevaron la cuestión a la justicia, que admitió a trámite la demanda que se puede consultar en esta información. La vía judicial es la última salida que le ha quedado a este foro crítico ante las reiteradas negativas de Fernández Mañueco a aplicar los estatutos del partido que obligan precisamente a convocar congreso ordinario antes de tres años desde el anterior.

 

Como presidente del comité de garantías, una de sus tareas es velar por el cumplimiento de los estatutos en todo momento, y consideran que no lo está haciendo. Bien al contrario, se ha convertido en un mero guardaespaldas de la actual ejecutiva, la que ha decidido posponer sine die la celebración del congreso ordinario a pesar de que, por su periodicidad (tres años) tenía que haberse celebrado a principios del año pasado. Este foro exige un congreso precisamente para decidir si Rajoy debe ser el presidente y candidato del PP y para exigir más regeneración.

 

Los impulsores de la demanda piden la intervención de la justicia porque Mañueco no sólo se está saltando los estatutos de una organización como un partido político, sino que también está incumpliendo artículos de la Ley de partido y de la Constitución, como le advirtieron en una comunicación anterior. Si la justicia toma en consideración las demandas del foro, el resultado puede ser que el PP se vea obligado a celebrar un congreso ordinario por mandato judicial, como ocurre con las sociedades que se niegan a cumplir con los mínimos legales.

 

 

SIN RESPUESTAS

 

Un año lleva el Foro Pensamiento y Desarrollo pendiente de una respuesta del presidente del comité de garantías, al que se han dirigido en varias ocasiones. En realidad, antes lo hicieron al partido tras el 'primer aviso' de las Elecciones Europeas. Desde hace meses, optaron por dirigirse a Fernández Mañueco. El primer burofax le llegó en enero. Le exigían que hiciera el trabajo que se supone tiene que hacer el cargo que ostenta en el organigrama nacional: velar por el cumplimiento de los estatutos. En concreto, asegurarse de que el congreso ordinario se celebra cada tres años como está mandado. Por eso le conminaron a convocarlo de manera inmediata y le acusaban de estar permitiendo que la cúpula del PP no respetara la Constitución, la ley de partidos y los propios estatutos de los populares.

Noticias relacionadas

Documentos relacionados