La Fiscalía solicita para la 'trama Diputación' la declaración de causa compleja para ampliar la investigación

Imágenes de Manuel Borrego y García Sierra el día de sus declaraciones como imputados. Fotos: F. Oliva

El fiscal pide que se considere esta causa compleja, lo que ampliaría el plazo para las diligencias que se prolongan desde hace año y medio. Varias de las partes se han negado a la prórroga que mantiene imputados a Carlos García Sierra y Manuel Borrego.

Este día 6 de junio se cumplía la fecha límite para que los fiscales revisaran las causas iniciadas tras la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que limita los plazos de una instrucción a seis meses para los casos no complejos y a 18 en el caso de las causas que sean declaradas complejas. Esta fecha tope ha obligado a revisar miles de casos para declararlos complejos o no complejos y ha despertado las quejas en todos los implicados en la administración de justicia, especialmente de los fiscales, que ven imposible revisar los miles de casos abiertos.

 

Sin embargo, también ha permitido que la fiscalía se apresure a pedir más tiempo para investigar causas abiertas, y este es el caso de la denominada 'trama Diputación', el presunto caso de corrupción en el que la institución provincial y su jefe de Fomento habrían beneficiado presuntamente a varias empresas a las que adjudicaron de manera irregular contratos de obras por 12 millones de euros. Así lo ha podido confirmar TRIBUNA de fuentes del caso, a las que la fiscalía ha comunicado su intención a objeto de que se manifestaran.

 

Según las mismas fuentes, la fiscalía ha presentado un escrito solicitando la declaración de caso complejo para este asunto de corrupción que mantiene imputados desde hace más de un año al vicepresidente de la Diputación, Carlos García Sierra, al jefe de Fomento, Manuel Borrego, y a numerosas empresas contratistas habituales de las obras de la Diputación. La petición estaría fundamentada, porque la definición de caso complejo concuerda con las características de esta causa.

 

Según la ley, está previsto que obtengan este trato los casos que recaigan sobre grupos u organizaciones criminales, en casos de terrorismo o que analicen numerosos hechos punibles, involucren a gran cantidad de investigados y exijan la realización de pruebas periciales solicitadas por el Juzgado que supongan el examen de abundante documentación o análisis complicados; pero es que, además, es la condición que se otorga a cualquier caso que precise de la revisión de la gestión de personas jurídico-privadas o públicas. Es la situación en la que se encuentran el jefe de Fomento, el vicepresidente de la Diputación y los responsables de las empresas afectadas.

 

 

PRÓRROGA DE 18 MESES

 

En el caso de la 'trama Diputación', la solicitud ha llegado a tiempo, aunque pocos días antes de la fecha límite, y según la ley permitiría una prórroga, por plazo igual o inferior a aquellos dieciocho meses, es decir, por un plazo total máximo de instrucción de 36 meses. Hay que recordar que esta investigación se convirtió en macrocausa en enero de 2015 al unificarse varios casos y que ha practicado numerosas diligencias, las últimas, las comparecencia de García Sierra, Manuel Borrego y responsables de varias empresas. Las últimas se produjeron hace ya más de un año, con la declaración de las empresas, y los dos principales señalados llevan un año 'en ascuas' tras haber declarado.

 

Sin embargo, habrá que ver en qué queda la solicitud, porque varias de las partes se han opuesto a la pretensión de la Fiscalía. Es el caso, según ha confirmado TRIBUNA, de Manuel Borrego y de varias de las empresas. Si se procede a la declaración de complejidad, habrá más tiempo para la instrucción y para solicitar nuevas comparecencias u otras diligencias. Por este motivo, es probable que las partes más afectadas recurran cualquier decisión que prorrogue el caso porque daría más tiempo para investigar. Un recurso mantendría parado el caso durante meses, ya que cualquier instrucción que se siguiera no sería válida.