La Fiscalía archiva la querella de las guarderías y evita a Mañueco el paseíllo en la Audiencia Nacional
Cyl dots mini

La Fiscalía archiva la querella de las guarderías y evita a Mañueco el paseíllo en la Audiencia Nacional

Fotomontaje de Mañueco, Ignacio González y una guardería de 'Mis Pollitos' en Salamanca

La decisión despeja el camino de Mañueco hacia la candidatura a la Junta que este caso había enturbiado. La Fiscalía abrió expediente el 9 de marzo y menos de dos meses después lo archiva.

La Fiscalía de Salamanca ha decidido archivar la querella que presentó Podemos de Castilla y León en nombre de su secretario generla, Pablo Fernández, en relación al conocido como 'caso de las guarderías de Salamanca' y su vinculación a la 'operación Lezo'. El asunto se refiere a las conversaciones en las que Ignacio González implicó a Alfonso Fernández Mañueco en un posible trato de favor para adjudicar la gestión de las escuelas infantiles municipales, y que dieron con el alcalde en la investigación de la 'operación Lezo'. La defensa de la empresaria de Mis Pollitos, Carmen Pazos, pidió que el alcalde declarara en la Audiencia Nacional para explicar la veracidad de estas conversaciones.

 

Ahora, un auto de la fiscalía salmantina, donde se ha ventilado la denuncia de Podemos, ha decretado el archivo de esta denuncia. Eso permitirá a Fernández Mañueco evitarse el 'paseíllo' a la Audiencia Nacional, donde podía haber sido citado de haberse aceptado la petición de que testificara. Y aparta de su camino al nombramiento de candidato del PP a presidir la Junta el asunto que más le había incomodado.

 

La Fiscalía decidió abrir diligencias de investigación, lo que Podemos dio a conocer el día 9 de marzo. Podemos pidió que se investigara a fondo el asunto en enero de este año. En pocos meses, se han producido esas averiguaciones que terminan con un rotundo "no hay indicios" de delito.

 

El archivo por parte de la Fiscalía provincial llega con un profuso auto que el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Rodríguez, ha suscrito a pies juntillas ya que coincide con muchos de los argumentos que había expuesto hasta ahora el alcalde para negar su implicación. Rodríguez ha remarcado que, según el auto, del que ha entregado copia, "no se ha apreciado delito en las conversaciones telefónicas", que no hay relación con la 'operación Lezo' y que deniega la comparecencia de Mañueco ante la Audiencia Nacional porque no se investigan adjudicaciones de guarderías.

 

Además, añade que no se acredita que la mujer de Ignacio Gozález y socia de la empresa creada para llevarse las guarderías, Lourdes Cavero, hubiera visitado Salamanca para ver las guarderías municipales; en realidad, el decreto dice que vino a ver guarderías de Mis Pollitos, empresa de su socia Carmen Pazos, y que fueron los técnicos de esta empresa los que sí visitaron las instalaciones por tener interés en la adjudicación, pero en mayo de 2018, cuando se abrió el proceso. Para dar por cierto que no hubo visitas, a la fiscalía le vale un certificado del gerente de la Fundación de Cultura, un cargo de libre designación. Sin embargo, el auto de la Fiscalía incluye que sí hubo visita a la Fundación, el día 1 de febrero, antes de que se abriera la licitación, por parte de Cavero y Pazos, pero que fue para presentar a su socia. Así que sí hubo visita a las guarderías, los implicados en 'Lezo' sí visitaron despachos del ayuntamiento y sí se interesaron por la adjudicación de las guarderías. 

 

Por último, el portavoz del PP aprovecha parte del decreto de la Fiscalía en el que, sin motivo aparente, se especifica que la portavoz de Ganemos, Virginia Carrera, tuvo una conversación con Carmen Pazos en un programa de radio comentándole que la licitación iba a salir a concurso. Para Rodríguez, esto es motivo suficiente para pedir la dimisión de Carrera, a pesar de que no ha sido su grupo quién planteó la querella que se archiva; y de que, como ha reconocido a preguntas de TRIBUNA, el programa de radio era público y "no habría pasado nada si lo hubiera reconocido porque yo mismo dije que no era delito hablar o reunirse con esta empresaria".

Noticias relacionadas