La fiesta paralela de la Nochevieja en el Multiusos comienza con más de una hora de retraso y apagones

Escenario del Multiusos momentos antes de quedarse a oscuras
Ver album

Problemas con la uniformidad del personal de seguridad privada que había contratado la organización. Al poco de empezar se fue la luz del escenario y tardó media hora en volver. La fiesta paralela no le ha hecho ninguna sombra a las campanadas en la Plaza Mayor.

La Nochevieja 2.0, la fiesta paralela que era una gran novedad este año, ha empezado con más de una hora de retraso sobre el horario previsto por culpa de problemas con la seguridad. La fiesta tenía que haber arrancado a las 22.30 horas pero a esa hora, tal y como TRIBUNA pudo comprobar, todavía no se habían abierto las puertas ante las quejas del pequeño grupo de personas que estaban esperando. Ha sido el primer tropezón de un evento que no le ha hecho ninguna sombra a las tradicionales campanadas de la Plaza Mayor.

 

Ante el enfado de los asistentes la fiesta ha arrancado pasadas las 23.30 horas, pero es que la verificación de la seguridad no ha sido conforme hasta esa hora. El problema es que la Policía Nacional ha procedido a revisar la uniformidad de la seguridad privada contratada y ha obligado a algunos cambios. Hasta que no ha estado conforme, no han permitido abrir. 

 

La fiesta era una de las novedades de esta edición y comenzó a desarrollarse con normalidad hasta que, de repente, se fue la luz del escenario y se quedó todo a oscuras. Por 'suerte' para la organización era muy poca la gente que aun estaba dentro por lo que fueron pocos los que se acabaron por enfadar por todo lo que estaba sucediendo puesto que el apagón se alargó durante cerca de media hora. 

 

La fiesta ha arrancado con una afluencia muy escasa. A la hora prevista de apertura no había colas y unas 30 personas aguardaban que se solventaran los problemas y poder acceder a la fiesta por la que habían pagado entrada. Cuando se pudo entrar, la pista central estaba casi vacía y así pasó las dos primeras horas. Así que la fiesta paralela no le ha hecho ninguna sombra a las tradicionales campanadas, al menos, hasta pasada la medianoche, aunque sí se espera una gran afluencia y que hasta 5.000 jóvenes se desplacen desde el centro histórico hasta el Multiusos.

 

Noticias relacionadas