La fiesta de Santa Águeda: Las mujeres toman el bastón de mando

Las Águedas toman el mando de Salamaca al son de la gaita y el tamboril (Fotos: T. Navarro)

Las mujeres engalanadas con el traje charro, bailarán en la Plaza Mayor las charradas al son de la gaita y el tamboril.

El 5 de febrero se celebra en las ciudades de Castilla y León la festividad de Santa Águeda, donde las 'Águedas' toman el mando  por un día dejando al lado sus ocupaciones habituales. Esta fiesta tiene su origen en el siglo XI, cuando la ciudad de Segovia estaba ocupada por los árabes, las mujeres de Zamarramala (Segovia), distrajeron a los sitiadores y los hombres tomaron posesión del Alcázar y después de la ciudad. Cuando éstos se dieron cuenta de la estratagema, cogieron a la cabecilla y le cortaron los pechos, dándole así el mismo martirio que a Santa Águeda.

 

En el caso de Salamanca, el día de las Águedas se celebra con la entrega a las mujeres del bastón de mando del Ayuntamiento, que representa el poder que ostentarán las féminas durante toda la jornada. A continuación las mujeres engalanadas con el traje charro, bailan en la Plaza Mayor las charradas, danza típica del folclore salmantino al son del tamboril y la gaita. Finalmente, las mujeres continúan la jornada festiva en diferentes restaurantes, cafeterías y locales de ocio de la ciudad.

 

RELIGIÓN

 

Son muchas las lecturas que podemos hacer de esta fiesta. Otra de ellas es la religión, se honra a Santa Águeda que fue  martirizada, por el gobernador de Sicilia, Quinciano, a mediados del siglo III, cortándole los pechos, por negarse a sus requerimientos y a abjurar de su fe. Relacionar Santa Águeda con el poder femenino tiene su origen en la mitología clásica. Sus antecesoras, las amazonas, se cortaban un pecho para así poder disparar mejor las flechas.