La Feria de Día se hace más pequeña, sube precio y controla la calidad del pincho para recuperar el rumbo

Foto: Archivo Tribuna

La Feria de Día elimina los enclaves menos rentables para reducir el número de casetas e incrementa el precio a 2,20 euros. Intenta remedir sus principales peros con una mayor exigencia en el pincho de día, supervisado por primera vez, y control de la actividad con el objetivo de recuperar esencias perdidas.

HORARIOS, ZONAS Y CASETAS

 

TRIBUNA de Salamanca te ofrece el listado completo de zonas y casetas, con sus respectivos 'pinchos de feria' de la Feria de Día de Salamanca 2016. Para consultarlo de manera permanente en tu móvil ya lo puedes descargar aquí y tener a mano la localización de las 17 zonas y las 83 casetas que participan este año. 

 

La Feria de Día se celebra del 7 al 18 de septiembre. El horario será de 12.00 a 00.30 a diario y de 12.00 a 01.00 en festivos y vísperas; este año es obligatorio abrir, al menos, de 12.00 a 16.00 horas y de 19.00 horas al cierre; la música de 12.00 a 14.00 horas y de 19.00 a medianoche todos los días.

Recuperar la calidad y volver a ganarse el favor del público. Estos parecen los dos principales objetivos de la Feria de Día, que cumple su decimotercera edición y que este 2016 pretende acercarse más a los orígenes. Sólo así recordará más a la idea original, ofrecer buena gastronomía a pie de calle y revitalizar las fiestas patronales. Una idea de la que se ha desviado en los últimos años con prácticas alejadas del espíritu de la feria y que le han valido un ejército de detractores que no reconocen la propuesta inicial en lo que se estaba ofreciendo.

 

Eso es algo que sabe la propia organización, compartida entre la asociación de hostelería y el Ayuntamiento de Salamanca. Por más que el concejal del área, Julio López, trate de negarlo. "No comparto que haya sido un guirigay. Si tenemos en mente el volumen de consumiciones, de personas y el número de incidencias en calidad jamás se ha perdido", ha asegurado el concejal que mantiene que todos los cambios que se han hecho "son para mejorar la calidad no para corregir nada".

 

Sin embargo, no es esa la realidad que ven los usuarios y tampoco el otro 50% de la organización. El presidente de la asociación hostelera, Alain Saldaña, ha reconocido que muchas casetas parecían una verbena por la proliferación de tapas, raciones y servicios que no correspondían con el espíritu de la feria; y comparte la sensación de muchos, que eran como bares permanentes y que eso no puede ser. Pero es que, además, todas las medidas que se han tomado sí que corrigen anomalías que por costumbre o falta de disciplina se habían ido colando como un ingrediente muchas veces indeseable que ha ido deteriorando la feria.

 

 

SUBE EL PRECIO

 

Es la medida más visible: de dos euros a 2,20 como ya anunció TRIBUNA en su día. Veinte céntimos para actualizar un precio que no se movía desde hacía 5-6 años. La subida de precio deberá verse acompañada de una mayor calidad si no quiere ganar en críticas. Habrá que ver el efecto en la afluencia (la organización no cree que influya negativamente) y si no ocurre con Valladolid, donde competencia le ha puesto el cerco al pacto de precios.

 

 

EL PINCHO DE FERIA

 

Se había convertido en un lugar común con poca variedad y de cara a 2016 se les ha dado un 'toque' a los participantes porque la calidad general era, cuando menos, desigual. Por primera vez, se ha supervisado cada propuesta y su elaboración "buscando la calidad", según Saldaña. En junio los preinscritos tuvieron que someter su pincho de feria al juicio de un jurado, que les hizo sugerencias sobre presentaciones, productos o elaboración más adecuada. Un paso definitivo para recuperar el valor gastronómico diferencial con el que nació la feria.

 

 

SÓLO CINCO PINCHOS

 

"No queríamos que fuera un serial de cartelitos y raciones". Con esta frase resume el presidente de la asociación de hosteleros la decisión de limitar a cinco el número de pinchos, otra de las medidas de calidad. En muchas casetas había proliferado la oferta hasta convertirse en una carta mayor que la de muchos bares, y para eso están los locales permanentes, dice la organización. Ahora sólo se podrán ofertar cinco pinchos, o raciones del mismo producto, incluido el de feria. Una app de móvil servirá para que los usuarios los valoren. Y se ofrecerá un pincho de cuchara a mediodía.

 

 

TRES ZONAS MENOS Y MENOS CASETAS

 

La invasión de las casetas es algo que se ha criticado mucho. La reducción del tamaño de la feria se ha hecho eliminando tres zonas y reduciendo el número de casetas. Se pasa de 20 a 17 y de 98 a 83, respectivamente. Se ha prescindido de las zonas menos rentables, San Boal, Carmelitas y Salesas, y se han redistribuido en nuevas zonas aquellas que quedan colgadas. Solicitudes había muchas, para hacer una feria de 150 casetas, pero se han conservado las que tienen derecho por antigüedad sin caer en la tentación de dar más licencias.

 

 

RIGOR HORARIO

 

Se acabó ver casetas cerradas por la mañana o en horas de poca clientela... al menos, se va a intentar. La organización impone un horario obligatorio cada día, que incluye tener que abrir un mínimo de horas por la mañana y por la tarde. Ya se hizo el año pasado, sin mucho resultado, y se insistirá.

 

 

CONTROL DE CALIDAD

 

Otra crítica habitual, a pesar de los esfuerzos cada año, se la lleva el conjunto formado por limpieza, higiene en la manipulación y suciedad de cada zona. Una empresa dará los cursos previos de manipulador a todos los que estén tras los mostradores y también hará los controles sanitarios que se suman a las obligaciones de limpieza e higiene. Habrá baños en algunas zonas. Además, cada caseta tendrá un extintor.

 

 

CASCO HISTÓRICO

 

Ya se eliminaron casetas en calle Compañía, donde ahora hay restaurantes, y se insistió en las filtraciones de humos y aceites para evitar daños en zonas patrimoniales sensibles. Este año las casetas en Dominicos, Anaya, Rúa, Agustinas y Úrsulas serán todas del mismo color para reducir el impacto visual negativo. 

Noticias relacionadas