La Federación de Fútbol de Castilla y León no se reunió con los clubes ni presentó propuesta a la RFEF

El organismo federativo no mantuvo ningún encuentro con los equipos para dictaminar una propuesta común de formación de su grupo en Segunda B. Salamanca, perjudicada en este 'reparto'.

La Federación de Castilla y León de Fútbol no convocó, como suele ser habitual, una reunión con los equipos de la comunidad que militan en Segunda B, con el fin de poder consensuar una propuesta común para elevarla al organismo federativo nacional.

 

Así las cosas, la Federación de Castilla y León no llevó ninguna propuesta a la Comisión de Segunda B y sí apoyó la primera que se llevó a cabo, elevada por las federaciones de Cataluña (11 votos de sus clubes), Valencia (7), Extremadura (3) y Murcia (4), 'ganadora' al contar con 43 de los 80 votos en juego, tal y como ha señalado la propia RFEF.

 

De este modo, la territorial sí que contactó con algunos de los clubes de Castilla y León que militan en Segunda B para preguntar por su disponibilidad a la hora de poder quedar encuadrados en el Grupo II. Según ha podido saber TRIBUNA, Burgos y CyD Leonesa sí eran partidarios de jugar en el Grupo II, mientras que el Valladolid tampoco puso mucho reparo a este hecho. CD Guijuelo y Unionistas CF no comparten, ni mucho menos, esta opción, mientras que el Salamanca ha señalado a este medio que el Grupo I sí era más "económico y variado", pero se desconoce su postura oficial sobre el 'sí' o el 'no' a estar en el Grupo II.

 

Así las cosas, la decisión de la Federación de Castilla y León de apoyar esta propuesta se ha llevado a cabo sin una reunión previa con los clubes y sin elevar ninguna oficial a la Real Federación Española de Fútbol.