La falta de oportunidades reduce un 51% la llegada de inmigrantes y un 20% la migración interior

Turismo

Los datos también reflejan que la cifra de salmantinos que abandona la provincia se mantiene estable con el paso de los años.

La provincia de Salamanca en una de las más castigadas por una crisis que se ha instalado desde hace más de un lustro y se resiste a desaparecer. Al menos eso es lo que indican los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que reflejan que la falta de oportunidades reduce la llegada de inmigrantes procedentes del extranjero, igual que la migración interior, factor clave para el desarrollo económico de la provincia.

 

De este modo, entre 2008 y 2012, la cifra de inmigrantes extranjeros ha caído un 51% mientras que las migraciones interiores han hecho lo propio un 20%, evidenciando la escasez de industria y de proyectos en una provincia como Salamanca.

 

CADA VEZ LLEGAN MENOS EXTRANJEROS

 

Los datos del INE son muy claros y hablan por sí solos; así, en 2008, la cifra de extranjeros que llegó a Salamanca fue de 3.112, procedentes en su mayoría de países sudamericanos, seguidos de la Unión Europea y África. En 2009, este número descendió hasta los 2.083 inmigrantes, por los 1.920 de 200, los 1.6576 de 2011 y los 1.549 del pasado año 2012, pese a la existencia de la Universidad de Salamanca.

 

MOVIMIENTOS EN ESPAÑA

 

Por su parte, la llegada de ciudadanos de otras provincias a Salamanca también ha disminuido de manera notable entre 2008 y 2012, en concreto un 20%, por el mismo motivo. Así, ese indicador ha pasado de los 4.279 ciudadanos que llegaron a la provincia en 2008 a los 3.786 del pasado ejercicio 2012, lo que supone un descenso de 932 personas.

 

Analizando la evolución de los datos, sorprende cómo en el año 2010 esta cifra registró el valor más alto con 4.338 ciudadanos que regresaron a Salamanca.

 

SALAMANCA RECIBE ‘A LOS MISMOS’

 

Por último, la cifra de salmantinos que salió de Salamanca en busca de oportunidades se ha mantenido con el paso de los años ya que en 2008 fueron 4.883 los salmantinos que se macharon mientras que en 2012 la cifra se mantuvo en los 4.718.