La falta de nieve y agua deja a la estación de La Covatilla sin esquiadores

La Covatilla es una de las pocas estaciones que no ha podido abrir la temporada este puente. No hay nieve y el mal tiempo impide llegar a la estación. La sequía tampoco permite fabricar nieve por la falta del agua necesaria para que funcionen los cañones.

La estación de esquí de La Covatilla va a tener que esperar para estrenar la temporada. Manzaneda en la cordillera cantábrica junto a Serra da Estela, Sierra de Béjar-La Covatilla y Valdesquí en el Sistema Central son las únicas estaciones de esquí alpino que no abrirán sus puertas este puente, en el caso de la bejarana, por la falta de condiciones necesarias. Hace un año sí logró abrir en el puente de la Constitución/Inmaculada, el tradicional de apertura de la temporada de esquí.

 

El principal problema es la falta de nieve. Todavía no se ha producido la precipitación necesaria para abrir las pistas, y la que ha caído ha mantenido inaccesible las instalaciones. En la última semana la carretera de acceso ha estado cortada y este mismo miércoles no se ha podido llegar po las inclemencias meteorológicas. Así que ni siquiera se ha podido disfrutar de la tienda y la cafetería, que abrían este puente de diciembre.

 

Pero es que la sequí afecta por partida doble a la estación bejarana. Por un lado, por la falta de nieve que, a estas alturas de año, todavía no ha caído. Y por otro por la falta de agua, que es necesaria para producir nieve artificial; los cañones de la estación necesitan ese agua que, por la falta de precipitaciones, no se puede conseguir.

 

Según el último parte de nieve de la propia estación, la última nevada fue el día 27 de marzo de este año y la última producción de nieve artificial con los cañones de que dispone fue tres días antes, el 24 de marzo. La temporada terminó pocos días después, el 11 de abril, aunque tienda y bar abrieron en Semana Santa.

Noticias relacionadas