La falta de lluvias pone en jaque a los apicultores salmantinos

El presidente de la Asociación Salmantina de Apicultores, Castor Fernández, ha manifestado su "preocupación" ante las perspectivas de "una nueva campaña de polen y miel con pérdidas si no se producen cambios significativos" en la climatología después de un otoño e invierno "cálidos y muy secos" en la provincia.

La falta de precipitaciones, ciertas plagas que en algunos casos se vinculan directamente con la contaminación y la entrada de miel procedente de China hace que el sector de la apicultura vea cada vez más negro su futuro.

 

Y es que la falta de agua ha incidido de una forma muy clara en una deficiente floración que necesitan los apicultores para producir polen y miel, circunstancia además que no se ha podido compensar con la actividad trashumante que realizan la mayor parte de ellos al atravesar toda España en una situación más o menos acusada de sequía.

 

Según ha explicado el presidente de la Asociación salmantina de Apicultores, Castor Fernández, la campaña pasada ya finalizó con pérdidas en el sector y hoy éstas "rondan el 50 por ciento debido entre otras cuestiones a la falta de precipitaciones y a las altas temperaturas", que repercuten "de forma muy negativa en la floración de árboles y plantas que constituyen el alimento de estos animales". Además, los costes de alimentación de las colmenas durante estos tres meses por la falta de floración se elevan.

 

Los apicultores han avisado también de la "alta mortandad de las abejas", en la que además de todos estos factores "influyen cuestiones como el empleo de productos fitosanitarios nocivos para estos animales y a la presencia de enfermedades".

 

Para Fernández, el sector "está atravesando serias dificultades para poder mantenerse y mantener la población de abejas, que en Salamanca tienen un peso importante dentro del sector ganadero".

 

Numerosos propietarios de colmenas ya auguran que tendrán que replantearse su ocupación. La miel cada vez les sabe menos dulce, por mucho que se esmeren en ofrecer la máxima calidad a sus clientes.