La factura pública por abrir al turismo el palacio de Monterrey engorda hasta los 500.000 euros

El paso por el Palacio de Monterrey, incluído en los paseos

La subvención para las obras (272.000 euros) y el contrato del servicio para la apertura turística (220.000 euros en dos años) elevan el coste de la decisión de Fernández Mañueco de pagar por abrir al turismo un Bien de Interés Cultural.

La decisión del alcalde de Salamanca de sufragar el coste de abrir permanentemente el palacio de Monterrey le va a salir por un 'pico' a las arcas municipales. Tras subvencionar a la Casa de Alba con una importante cantidad para que llevara a cabo la perentoria rehabilitación del edificio, una obligación de la propiedad al ser BIC, ahora se van a pagar más de 110.000 euros al año por el servicio necesario para abrirlo a las visitas turísticas. Y que se suman a los 272.000 euros de subvención para su restauración. En total, la factura por cerca de 500.000 euros sólo por las obras y dos años de apertura.

 

Así se desprende de las condiciones del servicio de atención a las visitas al Palacio Monterrey, el servicio de seguridad y el servicio de limpieza del recorrido turístico, un contrato que ha salido a licitación por parte de la Sociedad de Turismo, un ente municipal que funciona con fondos públicos, pero que gestiona de manera unilateral del equipo de Gobierno del PP. La sociedad ha sacado a licitación este contrato por un total de 110.352 euros al año, con duración de un año y prórroga posible de otra anualidad. En total, más de 220.000 euros.

 

 

Este contrato se enmarca en el convenio de colaboración existente entre el Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Casa de Alba, firmado de manera unilateral por Alfonso Fernández Mañueco. El convenio se firmó a finales de julio, en pleno parón veraniego, por 272.387 euros para financiar el proyecto y las obras; y asumir la gestión de apertura al público y gestión de las visitas para el público en general de manera idéntica a lo hecho en Ieronimus y Escala Coeli. Fruto de ese convenio, el consistorio ha pagado a una de las familias con más patrimonio de España una subvención que sufraga el 80% del coste de la restauración del edificio por 321.000 euros. Las obras han concluido recientemente, pero llevaban pendientes años: tres estuvo tapada con una red la crestería, uno de los elementos resturados.

 

Se estima que las visitas guiadas al interior podrían organizarse en grupos de máximo 20 personas, con una duración aproximada de 40 minutos, durante todos los días del año, de lunes a domingo. Se da la circunstancia de que, al estar catalogado como BIC, el edificio tenía que haber abierto con frecuencia, pero sólo lo ha hecho en contadas ocasiones, como el programa 'Las llaves de la ciudad'. Durante años la Casa de Alba sorteó su obligación, pero ahora, tras la generosa aportación municipal, se integrará en los recursos turísticos de la ciudad.