La fachada de Monterrey, tapada y sin 'trampantojo' hasta después del verano

La lona que se ha colocado para las obras de rehabilitación en el palacio de Monterrey.

El palacio queda cubierto con una lona, pero no está prevista la instalación de un 'trampantojo' que mejore la imagen mientras duran las obras y evitar otro caso como el del solar junto a San Martín. El PSOE pide que se obligue a colocar una lona artística en toda obra en el centro histórico.

El palacio de Monterrey, uno de los principales monumentos del casco histórico, va a estar oculto a los visitantes durante los próximos meses. Tras la instalación de los andamios, la empresa contratada por la propiedad para llevar a cabo las esperadas obras de rehabilitación ha instalado una gran lona que va a terminar de tapar toda la fachada del palacio y que la va a mantener invisible mientras duren los trabajos

 

La presencia de esta lona ha sido objeto de polémica en la comisión de Fomento de este martes, justo el mismo día en que se ha puesto la lona, un detalle que no ha pasado desapercibido para los concejales del PSOE. Y es que, en el pasado, el socialista Fernando Vegas ha solicitado que cuando un edificio del centro histórico se vea sometido a algún tipo de obra que obligue a cubrir su fachada, se haga con un 'trampantojo' o una lona artística. Se trata de esas lonas que, a base de fotografías o dibujos, simulan la fachada que tienen detrás mientras está cubierta.

 

El uso de este tipo de lonas ya fue exigido hace unos meses en un solar junto a la iglesia de San Martín, en plena plaza del Corrillo. Tras ser derruido, las ruinas del edificio que había allí estuvieron a la vista durante meses sin que el Ayuntamiento hiciera nada para remediarlo a pesar de las reiteradas peticiones del grupo municipal socialista. Al final, la empresa fue sancionada, aunque tres meses después y cuando el consistorio se había inhibido durante semanas del problema.

 

La lona que se puso en el solar junto a San Martín.

 

De nuevo el concejal Vegas ha solicitado este martes que se obligue a la empresa que hace la obra en Monterrey a poner un 'trampantojo' durante los meses que va a durar la obra, que no terminará hasta el verano.

 

Tras este capítulo, el equipo de Gobierno parecía haber aprendido y en su pacto por el patrimonio el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, incluyó medidas para la mejora de la imagen de los solares del casco antiguo mediante su limpieza y la colocación de trampantojos o la recuperación del patrimonio arqueológico con una serie de actuaciones. Son muchos los solares que están vacíos, sucios o presentan ruinas en el casco antiguo de Salamanca.

 

Sin embargo, en este caso no parece que se haya incluído esta exigencia en el proyecto de actuación: al preguntar por el tema, el grupo socialista ha recibido como respuesta por parte del equipo de Gobierno que se tomaba nota de la petición.

 

 

LA OBRA EN MONTERREY

 

La Comisión de Fomento y Patrimonio ha dado el visto bueno a las obras de conservación, consolidación y rehabilitación del Palacio de Monterrey como parte del convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento de Salamanca entrega una subvención de más de 270.000 euros a la Fundación Casa de Alba para que haga al fin la obra, presupuestada en 320.000: más de tres años llevaban cubiertas las cresterías del palacio con una red para evitar que los constantes desprendimientos cayeran a la calle. 

 

El convenio se firmó a finales de julio, en pleno parón veraniego, por 272.387 euros para financiar el proyecto y las obras; y a asumir la gestión de apertura al público y gestión de las visitas para el público en general de manera idéntica a lo hecho en Ieronimus y Escala Coeli. A cambio la Casa de Alba se compromete a poner el palacio a disposición y para la apertura al público, algo a lo que estaba obligado.

 

Las obras se centrarán en las fachadas sur y este, en el Torreón de esquina y en la Torre Central, por lo que las labores que se llevarán a cabo consisten, fundamentalmente, en el tratamiento de la sillería de los muros, de los elementos lineales –impostas y cornisas- que conforman dicha fachada y de los elementos ornamentales de las mismas, como son las gárgolas, los pináculos, los grupos escultóricos y las cresterías. La obra debe frenar la pérdida de elementos ornamentales y el mal estado de las cubiertas y vierteaguas denunciado por Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio.

Noticias relacionadas