Actualizado 17:06 CET Versión escritorio
Salamanca

La exposición 'En el principio' cierra en la Basílica de Alba de Tormes con más de 2.400 visitas

La muestra ha permitido contemplar 400 piezas arqueológicas que se encuentran en los fondos del Museo para el estudio y la investigación

Publicado el 27.08.2018

La exposición 'En el principio', que ha acogido la Basílica Teresiana de Alba de Tormes desde el pasado 8 de julio y hasta el 15 de agosto, ha cerrado sus puertas con más de 2.400 visitas. La muestra ha permitido al público conocer 400 piezas que actualmente no se exponen en el Museo Arqueológico Padre Belda y que permanecen en los fondos del Museo para el estudio y la investigación.

 

El objetivo principal de la exposición ha sido enseñar, de manera didáctica, el proceso evolutivo desde los inicios de la Tierra hasta la Edad Media. Asimismo, se ha pretendido presentar la figura del Padre Belda, mostrando en el discurso expositivo el diálogo entre la Ciencia y la Fe a través de sus propias palabras. Una muestra que ha contado con la colaboración entre instituciones y ha unido a la Diócesis de Salamanca, Diputación, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Alba de Tormes.

 

Clausurada la muestra, el público puede seguir disfrutando de la labor del fundador del Museo en el actual Colegio y Seminario San Jerónimo donde, desde el año 2008 y las ampliaciones de 2012 y 2015, el visitante puede contemplar y escuchar la historia del Convento, hacer un recorrido por los personajes más importantes, visitar algunos de los espacios del antiguo monasterio y acercarse a la historia a través de la colección arqueológica del Padre Belda, situada en las ruinas de la iglesia, que fue panteón de la Casa de Alba.

 

Para el futuro, el museo prepara la tercera campaña de readecuación y catalogación de los fondos del Museo, las Jornadas de Arqueología, que, probablemente, tendrán lugar durante el curso 2018-2019 y la posible preparación de una nueva edición de 'En el Principio' en Novelda (Alicante), lugar de nacimiento del Padre Belda,

COMENTARComentarios