La Euroliga del Yakin Dogü hoy por hoy le queda lejos a Perfumerías Avenida

Elonu, la mejor en Estambul, es junto a Mestdagh la única que no jugó mermada

Perfumerías Avenida cae con claridad (80-56) ante un Yakin Dogü que rompió el encuentro en el primer cuarto merced a su velocidad y la imparable, para el equipo salmantino, Sandrine Gruda

 

FICHA DEL PARTIDO

 

80 YAKIN DOGÜ (27+19+19+15): E. Eldebrink (13), J. Lavender (15), S. Gruda (19), C. Vandersloot (5), K. McBride (19) -cinco inicial-, C. Köksal (3), B. Caglar (4), G. Dogan (2). 

 

56 PERFUMERÍAS AVENIDA (14+17+10+15): Adaora Elonu (14), Silvia Domínguez (7), Laura Nicholls (4), Erika de Souza (2), Chrissy Givens (12) -cinco inicial-, Angel Robinson (4), Kim Mestdagh (13), Laura Gil (0), María Asurmendi (0). 

 

ÁRBITROS: Ivan Milicevic (BIH), Alija Frevski (MKD) y Milosav Kaludjerovic (MNE).

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la  undécima jornada de la fase de clasificación del grupo B de la Euroliga Femenina 2018. Disputado en el pabellón Caferaga Sport de Estambul. 

Hay ocasiones en las que por muy difícil que sea conseguir algo, existe una convicción interior de que si se intenta se puede lograr. Por eso en ocasiones, y podemos contar varias, Perfumerías Avenida ha logrado realizar gestas, remontar situaciones en contra, ganar en pistas que parecían imposibles. Sin embargo algo flotaba en el ambiente que hacía prever como casi imposible sumar otro de esos históricos partidos ante el Yakin Dogü. Por un lado la entidad del rival, con muy buenas jugadoras y, sobre todo, las ideas muy claras y una solidez tremenda para sacarlas adelante. Por otro el equipo salmantino ni ha sido el mejor visitante en Euroliga ni hoy por hoy llegaba a este encuentro en la mejor situación.

 

Con nueve jugadoras disponibles y alguna de ellas como Silvia Domínguez afectada por un proceso febril. Con alguna pieza que no acaba de encontrarse dentro del sistema que propone Ortega y con el propio técnico dejando de manera reciente un mensaje que abre la puerta a su adiós a final de temporada que enrarecía los últimos días, tocaba afrontar un partido casi definitivo para dilucidar el futuro. Y, ahora mismo, a falta de grandísimas sorpresas, ese horizonte  para el equipo salmantino trs la derrota en Estambul pasa por pensar conseguir entrar en la Eurocup, que tampoco será fácil. 

 

La superioridad del Yakin Dogü quedó patente ya en el primer cuarto del encuentro en el que que las locales consiguieron endosar 27 puntos a la defensa de Avenida -algo que este año se han permitido pocos-. ¿Cómo lo hizo? Todo es más sencillo cuando tienes una jugadora que ve el juego, y el pase, como Vandersloot -seis asistencias en ese primer cuarto-, y una cuatro que corre la pista como lo hace Gruda. La pívot gala se ha reencontrado con su mejor versión en Estambul y sus 12 puntos en el primer cuarto -19 al descanso-, lo demuestran. Imposible de parar para ninguna de las pívots de Avenida y eso que Ortega lo intentó con todas las combinaciones posibles. 

 

En cuanto el equipo salmantino erró sus primeros ataques, el Yakin se lanzó a correr con Eldebrink, Vandersloot o McBride como puntales y no encontró freno, 27-14, al final del primer parcial.

 

El segundo fue el mejor del equipo salmantino en todo el partido porque al menos consiguió sentirse dentro del mismo gracias al acierto de Elonu, a que consiguió evitar mejor las contras de su rival y que fue al rebote con más convicción. Un parcial de 0-6 nada más comenzar el cuarto le dio confianz y obligó al técnico local a pedir tiempo muerto para avisar a las suyas de que no se fiaran. De hecho regresaron más metidas a la pista y aunque Avenida conseguía seguir sumando, también lo hacia Dogü que notaba cuando Gruda o Vandersloot no estaban en pista pero recuperaban terreno cuando regresaban. 

 

Además contaban con la ventaja de poder defender sin apenas cobrarse faltas -la diferencia en tiros libres de uno y otro equipo dan la risa con 22 viajes a la personal del equipo turco y siete para Avenida-, y así ya con la pívot gala en la pista, se encargó de poner los últimos puntos de su equipo antes del descanso para irse arriba sin agobios por +15, 46-31.

 

Poder o no estar en partido estaba en cómo consiguiera entrar Avenida en la reanudación y poco o nada logro hacer. Un parcial de 7-0 a favor de las locales para empezar, tiempo muerto de Ortega sin que se lograra frenar la sangría y el choque perdido con una desventaja que se hacia cada minuto más grande. Rondó los 30 puntos de ventaja con Eldebrink, Lavender y McBride reclamando protagonismo ofensivo mientras que en Avenida algunas como De Souza o Elonu tiraban de orgullo y con sus puntos en los últimos minutos del cuarto dejaban en 65-41 el marcador momentáneo. 

 

El partido estaba resuelto y quedaba acabarlo dignamente ante un Dogü que si se permite jugar para la galería lo hace de manera puntual. Concesiones, las justas y como prueba, un tiempo muerto después de encajar cuatro puntos consecutivos tras sendos despistes. Buscar minutos de calidad y trabajo en un momento de la temporada en la que apenas hay minutos ni para entrenar. Poco más pudo hacer Avenida que se topó con un imposible. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: