La etapa de Jorge Hernández en Guijuelo, en su segundo momento crítico

Jorge Hernández, en El Municipal (Foto: Chema Díez)

Los errores en la planificación, la pasividad de la directiva y la dirección deportiva y la apuesta por la Copa del Rey hacen que el CD Guijuelo de la temporada 2016-2017 esté luchando por no descender a Tercera División.

El periplo de Jorge Hernández en el CD Guijuelo está atravesando por uno de sus momentos deportivos e institucionales más complicados. La situación deportiva y extradeportiva del equipo hace que hayan saltado las alarmas, pasando de luchar por cotas más altas a no descender a la Tercera División, algo de lo que no se quiere oír ni hablar en Guijuelo. Pero es la realidad...

 

Desde su llegada al club en la temporada 2008-2009, con un 'paréntesis' de dos años, en los que el alcalde Julián Ramos y el ex jugador Chema Jiménez fueron las cabezas visibles del club (él estuvo en la 'sombra), está viviendo su segundo momento más crítico, cuando parecía que la apuesta del CD Guijuelo había salido positiva.

 

Así, y tras iniciar un cambio en el estilo de juego con Imanol Idiakez en la temporada 2011-2012, casi todo han sido éxito, salvo la agónica temporada con Sito en el banquillo, en la que el club estuvo a punto de no salir a competir por falta de recursos económicos, o al menos eso fue lo que indicó desde la directiva el propio Hernández.

 

Rubén de la Barrera llegó al club en la 2013-2014 para llevar al CD Guijuelo al play off y a la Copa por primera vez en su historia, repitiendo Copa con Fernando Estévez en la campaña siguiente, y con Rubén de la Barrera, en su segunda etapa, en la 2015-2016, en la que ya comenzaron los problemas internos en el seno del club tras la llegada del director deportivo, Chema Aragón, en un proyecto que estaba ideado para jugar play off.

 

Y ya, en la 2016-2017, se terminó de fraguar el despropósito con un Jorge Hernández 'desaparecido' en el club y Chema Aragón eludiendo cualquier tipo de responsabilidad y sin dar la cara en los momentos complicados y duros por los que vive el club. Esta situación contrasta, y mucho, con el hito vivido en Copa del Rey, en la que el Guijuelo logró enfrentarse a un equipo de 'Champions' como el Atlético de Madrid, por primera vez en su historia tras eliminar a CD Boiro, Sestao y Cirbonero. Allí sí se pudo ver en primera línea a todas las 'cabezas visibles' del club, que ahora han dado 'la espantada'.

 

La apuesta por la Copa, la mala gestión a la hora de fichar por parte de la dirección deportiva y en las lesiones de Ayub y Granell no ayudan a arreglar esta situación. Tampoco lo hace el hecho de que el director deportivo se encuentre enfrentado con varios miembros de la plantilla por no comulgar con su gestión ni su manera de llevar algunos aspectos del club, y mucho menos que vierta críticas sobre algunos de ellos. Y, los aspectos extradeportivos tampoco ayudan en absoluto ya que incluso algunos jugadores que vivían en Salamanca han cambiado su residencia a Guijuelo...

 

Todo ello hace que Jorge Hernández viva desde la distancia uno de sus peores momentos, con el equipo a cuatro puntos de la salvación, situación que ya le tocó vivir durante su mandato en la temporada 2010-11 cuando el equipo también se encontraba en la jornada 26 a cuatro puntos de la salvación, y finalmente logró la permanencia en Segunda B. Ojalá se repita la historia.