La estación de buses contará con una red wifi para poder navegar gratis y zona USB

Estación de autobuses

Las obras supondrán una transformación integral de la infraestructura de transporte utilizando parámetros de modernidad y calidad.

Salamanca contará con una remodelada y actual estación de autobuses a mediados de 2019. Con una inversión global de casi cinco millones de euros, este viernes 29 de julio el Bocyl publicará la licitación de las obras, primer paso para la renovación completa de una estación, de 42 años de antigüedad, que recibe anualmente a 2,5 millones de viajeros y que ajustará la infraestructura a las nuevas necesidades en materia de movilidad reducida y a una redistribución de espacios y usos.

 

Los cambios afectarán básicamente a la arquitectura, las dársenas, las instalaciones interiores para facilitar así la gestión integral de la propia estación, el control, la seguridad y los servicios de soporte tecnológico.

 

Así, la estación lucirá un nuevo diseño institucional y corporativo, e incorporará un nuevo lucernario. El proyecto plantea también modificaciones en los flujos de tráfico que afectarán a la configuración del aparcamiento de autobuses y de vehículos privados.

 

Por último, el proyecto sustituirá la red de climatización, por equipos de biomasa, y renovará el sistema de iluminación con la instalación de lámparas LED. Asimismo, destaca la instalación de soportes de gestión, control e información de usuarios y tráfico, basada en componentes 'TIDS' (Traveler Information Display Systems), mejoras en los sistemas de audio, y nuevos servicios tecnológicos al servicio de la ciudadanía, como red 'Wifi' y zonas de carga por 'USB'.