La estación de autobuses de Salamanca pide a gritos adelantar las obras para adaptarse al siglo XXI

(Fotos: De la Peña)
Ver album

El coste total de la reforma de una instalación que se ha quedado obsoleta asciende a casi 5 millones de euros, de los que la Junta invierte 4,5 y el ayuntamiento de Salmanca solo 500.000 euros. Hasta 2019 no estará terminanda, como mínimo...

La estación de autobuses de Salamanca pide a gritos un adelanto de la inversión para su reforma ante su deterioro, cada vez más evidente, siendo una una instalación que, no en vano, cuenta con más de 40 años de historia tras su construcción en 1975.

 

Aquí, una breve historia del proceso que se demora desde hace una década para la reforma integral de uno de los principales puntos de legada de turistas a la capital. O lo que es lo mismo, lo primero que ven los que deciden viajar en autobús a Salamanca. Y no es muy del siglo XXI, no...

 

El Consejo de Gobierno autorizó el pasado 8 de junio la ejecución de las obras de modernización y mejora de las condiciones arquitectónicas y de eficiencia energética de la Estación de Autobuses de Salamanca que ascienden a un total de 4.953.580 euros de los que la Junta de Castilla y León aporta 4,4 millones de euros y el Ayuntamiento de Salamanca, 500.000 euros.

 

La reforma de esta instalación, ya obsoleta, está pendiente desde que se presupuestó allá por el año 2009, por lo que el proyecto terminará con un retraso de una década. La reforma tendría que haber empezado en 2016 y no lo hará hasta, al menos, 2018. Además, le costará dinero al Ayuntamiento porque el Alfonso Fernández Mañueco se empeñó en dar una subvención que la Junta no había pedido; es del 10% del coste, pero le permite atribuirse una cuota de participación.

 

Según los planes, las obras no estarán terminadas hasta junio de 2019, aunque eso fue lo previsto en 2016. Para entonces, la estación llevará a sus espaldas más de 40 años de servicio sin reformas ni grandes actuaciones de mantenimiento.

 

La ejecución de las obras, así como la posterior gestión de los servicios energéticos de la estación de autobuses, serán asumidas por la empresa pública Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, S.A. (SOMACyL), adscrita a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. El importe de ejecución de las obras asciende a la cantidad de 4.953.580 euros, de los cuales la Junta de Castilla y León aporta 4.453.580 euros y el Ayuntamiento de Salamanca los 500.000 euros restantes.

 

La estación de autobuses de Salamanca fue construida en el año 1975 por la Administración del Estado que conservó su titularidad hasta diciembre de 2014, año en el que por Real Decreto 1068/2014, de 19 de diciembre, se aprueba el Acuerdo de la Comisión Mixta de Transferencias Administración General del Estado - Comunidad de Castilla y León.

 

Los servicios de transporte ofertados por esta estación se corresponden con 45 líneas, de las cuales 20 son internacionales, 5 nacionales y 20 autonómicos y cuenta con número de viajeros anuales superior a 2.500.000. En la actualidad la Estación de Autobuses de Salamanca está gestionada por la mercantil ‘Estación de Autobuses de Salamanca S.L.’ en régimen de concesión por un plazo de 75 años, es decir, hasta 2050.