La esperanza de vida en Salamanca supera en 1,5 aĂąos a la media registrada en EspaĂąa en ambos sexos

Las mujeres viven una media de 86,39 aĂąos mientras que los hombres mueren mucho antes, con una media de 80,56 aĂąos

Con el paso de los aĂąos, los salmantinos viven mĂĄs; en este caso, las salmantinas, cuya media de edad es 1,5 aĂąos superior a la registrada en EspaĂąa con 86,39 aĂąos por los 84,98 del ĂĄmbito nacional en 2011, segĂşn publica el Instituto Nacional de EstadĂ­stica (INE).

AdemĂĄs, la evoluciĂłn en el tiempo arroja un saldo positivo para las mujeres salmantinas puesto que en 2009 la esperanza de vida era de 85,84 aĂąos por los 86,39 actuales. En los hombres, aunque el nivel es mucho menor, tambiĂŠn ha aumentado esta variable, desde los 80,10 aĂąos de 2009 a los 80,56 actuales. AsĂ­, las cifras correspondientes a mujeres y hombres en Salamanca indican que superan la media nacional en 1,5 aĂąos, nivel muy elevado al tratarse de datos referidos a la esperanza de vida.

En el apartado de defunciones, por ejemplo, el nĂşmero de muertes se ha mantenido estable en la provincia de Salamanca en los Ăşltimos tres aĂąos, ya que en 2009 fueron 3.739 los salmantinos que fallecieron por los 3.722 del pasado aĂąo 2012. En Castilla y LeĂłn ocurre algo parecido con una media que supera las 27.000 muertes en el mismo periodo de tiempo.

Los nacimientos tambiĂŠn se mantienen estables

Por su parte, en el caso de los nacidos, la cifra tambiĂŠn se mantiene similar en los Ăşltimos tres aĂąos, por lo que la variaciĂłn de poblaciĂłn de Salamanca tambiĂŠn se debe a las migraciones a otras zonas de Castilla y LeĂłn, EspaĂąa o el resto del mundo. AsĂ­, en 2009 nacieron 2.758 niĂąos por los 2.546 del pasado, con una diferencia de mĂĄs de 200 nacimientos.

La edad media en la que las mujeres tienen su primer hijo tambiĂŠn se mantiene en los Ăşltimos aĂąos y en 2011 era de 31,62 aĂąos, mientras que la tasa de fecundidad tampoco ha variado con el paso del tiempo y se sitĂşa en solo 1,10 niĂąos por cada mujer, uno de los niveles mĂĄs bajos de EspaĂąa, siendo la media nacional de 1,40 hijos.