La España de los brotes: el mapa de los 100 focos se convierte en nuevos confinamientos

Un profesional sanitario en una zona de tratamiento de Covid-19. Foto: EP

El cierre de Lleida se suma a los problemas en Galicia, País Vasco o Andalucía. Varias comunidades ya obligan a usar la mascarilla siempre y muchas se lo plantean.

España sigue siendo un mapa de brotes y este domingo Cataluña se ha sumado a las comunidades que han decretado medidas más duras de confinamiento como ocurrió en comarcas de Huesca hace unas semanas o en edificios concretos en Cantabria. Por ahora, el país tiene cerca de un centenar de brotes activos este domingo según los datos vigentes y los actualizados, ya que muchas comunidades y el propio Gobierno central no dan datos. Ante los cerca de 100 brotes activos de coronavirus en España, el ministro Salvador Illa ha hecho un llamamiento a la prudencia y a respetar todas las indicaciones, y ha apuntado que la detección precoz y actuar con mucha contundencia son claves.

 

Como primera consecuencia, cinco comunidades ya tienen decidido que las mascarillas sean obligatorias siempre y en todo lugar, incluso si hay distancia de seguridad, y otras cuantas lo están barajando o tienen fecha para implantar la medida. El uso de las mascarillas varía mucho según la provincia, entre el respeto casi total a la norma y otras en las que hasta el 45% no la lleva.


Cataluña ha registrado hasta este domingo 76.318 casos positivos de coronavirus SARS-CoV-2 confirmados por prueba diagnóstica (test rápido o PCR), 816 más que en el recuento del sábado, informa este domingo la Conselleria de Salud de la Generalitat en un comunicado. La Generalitat ha decidido endurecer el confinamiento en Lleida con el cierre de esta localidad y otras siete de las que no se podrá entrar ni salir salvo por motivos laborales, devolviendo la situación a la etapa más dura de restricciones de movilidad. Además, podría extenderse la medida a otras zonas como l'Hospitalet donde cada vez hay más casos.

 

El brote de coronavirus COVID-19 que registra la comarca de A Mariña lucense reduce sus casos activos a 185, uno menos que este sábado, tras registrarse otros cuatro positivos y cinco nuevas altas de personas curadas. Además, ha destacado el área sanitaria de Lugo que en las últimas horas "cinco personas fueron dadas de alta tras superar la enfermedad", lo que sitúa el número de casos activos en 185. Por ello, hasta el momento las personas afectadas por COVID-19 vinculadas al brote que se han curado superan las 30 y han recibido al alta tras superar esta enfermedad.

 

El brote de coronavirus vinculado a un almuerzo de Sanfermines celebrado el día 6 de julio en Pamplona ha registrado 13 casos nuevos en las últimas horas, por lo que acumula ya un total de 21 afectados. Además, se han registrado otros tres focos que el Gobierno foral califica como "más limitados". Uno de ellos se registra en Tierra Estella, otro en Tudela y otro en una localidad de la Comarca de Pamplona. En cuanto al brote originado en una boda en Tudela, el Ejecutivo considera que está "estabilizado", al registrarse dos casos nuevos, acumulando un total de 36.

 

En Guipúzcoa, se da por controlado el brote registrado en el municipio de Orio, que ha afectado a más de 20 personas, y el caso más preocupante sigue siendo el registrado en Ordizia, que suma ya 69 positivos este jueves. El Gobierno vasco sigue descartando de momento el confinamiento del municipio, aunque el uso de mascarilla es obligatorio.

 

Andalucía ha registrado en la última jornada tres nuevos brotes, dos en Málaga y uno en Almería, y ya suma 19 focos activos con 349 contagiados.

 

El Gobierno de Aragón mantiene en fase 2 a las cuatro comarcas aragonesas afectadas por rebrotes: La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca en Huesca, y Bajo Aragón-Caspe, en Zaragoza, y no se sabe todavía cuando pasarán a la nueva normalidad. Suman al menos 450 casos confirmados, la mayoría entre trabajadores temporeros.

 

Baleares contabiliza ya 10 brotes activos. El último en registrarse ha sido en la isla de Menorca y afecta a tres turistas españoles con síntomas leves. Dos de los focos en el archipiélago balear están a punto de darse por cerrados y el gobierno regional destaca que se trata de brotes "muy limitados de cuatro o cinco personas" que se suelen dar dentro del ámbito familiar, por lo que es más sencillo para la detección y hacer un seguimiento.

 

Existen cinco brotes de coronavirus en la Comunidad Valenciana, en las localidades de Cullera, Llíria, Foios, Valencia y Castellón. El último en aparecer ha sido el de Foios con siete casos. Asimismo el foco de la ciudad de Castellón ya cuenta con 35 afectados, según los últimos datos de la Generalitat valenciana.

 

La Región de Murcia mantiene tres brotes activos y ha registrado trece positivos más por coronavirus en las últimas 24 horas, según el balance correspondiente a las 23.59 horas de este sábado publicado por la Consejería de Salud.

 

Extremadura mantiene activos cinco brotes: cuatro en el área de salud de Badajoz, que acumulan un total de 38 pacientes y 207 contactos en seguimiento, y uno en Navalmoral (Cáceres), con nueve casos confirmados y tres contactos estrechos bajo vigilancia. A partir de este sábado es obligatorio el uso de la mascarilla en todo el territorio extremeño, según ha informado la Junta.

 

El Gobierno de Cantabria ha dado por concluido el aislamiento del edificio de viviendas en Santander por un rebrote. No obstante, no da por cerrado todavía este foco que cuenta aún con 13 casos positivos.

Noticias relacionadas