La enorme diferencia entre las 'zonas verdes' del catálogo municipal y las 'auténticas' zonas verdes

Un paseo por las zonas verdes del catálogo municipal y las que no lo son tanto... pero cuentan igual.

Paseo San Vicente: zona verde. Parque de La Alamedilla: zona verde. Paseo de Canalejas: zona verde. La Aldehuela: zona verde. Parque de Jesuitas: zona verde. Plaza de la Concordia: zona verde. Aparcamiento de la calle la Radio: zona verde. Cualquiera que conozca Salamanca, pensará que nos equivocamos porque varios de estos espacios no tienen nada que ver con lo que consideramos zona verde. El arbolado, el césped, hasta los juegos o zonas de ocio... brillan por su ausencia en el paseo de San Vicente, Canalejas, el aparcamiento de calle La Radio, que no se parecen en nada a los 'auténticos' parques.

 

El Ayuntamiento de Salamanca computa como zonas verdes el aparcamiento de la calle la Radio, el paseo de San Vicente o la plaza de la Concordia, espacios en los que predomina el asfalto y que poco tienen que ver con lo que se considera una zona natural, con arbolado, césped, vegetación... Sin embargo, este particular cómputo permite al equipo de Gobierno saltarse las recomendaciones de la OMS y presumir de unos espacios verdes de los que carece. ¿Cómo es posible que se equiparen?

 

Pues gracias a un criterio que ha recibido importantes críticas y con el que el Ayuntamiento pasa el 'examen' de las recomendaciones de la organización mundial de la salud, que pide 10-15 metros cuadrados de zona verde 'auténtica' por habitante.  Una hilera de árboles convierte una acera en zona verde, igual que una mediana ajardinada hace lo propio con una avenida de seis carriles o unos pocos 'arbolitos' con un aparcamiento lleno de coches.

 

El Ayuntamiento de Salamanca contabiliza unos 2 millones de metros cuadrados de zonas verdes y que la capital alberga ahora a 146.438 habitantes. Así que el reto estaría casi cumplido: la media es de algo más de 13 metros cuadrados por persona. La dicusión es sobre el tipo de superficies que se computan: si la exigencia es de zonas verdes y arboladas 'de verdad', y no cuentan los arbolitos que se ponen en algunos de los nuevos aparcamientos de superficie o en los últimos diseños de parques, la ciudad está lejos de cumplir.

El paseo de San Vicente, zona verde para el Ayuntamiento por los árboles de sus aceras.

Noticias relacionadas