La empresa vallisoletana Bosco Tecno patenta un sistema que reduce en un tercio el tiempo en el ensamblaje industrial
Cyl dots mini

La empresa vallisoletana Bosco Tecno patenta un sistema que reduce en un tercio el tiempo en el ensamblaje industrial

Esta firma, pilotada por el ingeniero Santiago Pita, trabaja con los principales fabricantes de coches y de piezas automovilísticas de Europa.

Bosco Tecno es una de esas empresas especializadas que pasan desapercibidas para el gran público, pero que merecerían más espacios en los medios de comunicación. Su director general, Santiago Pita, anticipa el tipo de negocio que aborda: "Somos un integrador para el sector del automóvil especializado en soldadura y ensamblado de chapa".

 

En concreto, esta firma está especializada en el ensamblado de piezas metálicas para la creación de los habitáculos de los coches, y sus principales clientes corresponden al sector del automóvil en Europa, tanto fabricantes finales como el Grupo Renault, PSA o el Grupo Volkswagen, además de los principales productores de piezas, como Gestamp, Benteler o Magna, entre otros.

 

"Nuestro objetivo se centra en proporcionar soluciones para la automatización de los procesos del cliente, priorizando la calidad, la exactitud de los procedimientos, la flexibilidad y los tiempos de entrega, y en todos los casos buscando siempre la solución más eficiente para cada necesidad", afirma este ingeniero en Telecomunicaciones quien, tras acumular años de experiencia, decidió emprender por su cuenta en 2013, creando Bosco Tecno. En la actualidad, la empresa, que dirige en Valladolid, cuenta con 40 empleados y ha proyectado mover su sede, con el respaldo financiero de Iberaval, dado que las instalaciones en las que se encuentra ya se quedan pequeñas.

 

"Queremos estar en la vanguardia de la tecnología tanto en procesos de manejo de elementos, como en su movimiento y en las técnicas de unión, soldadura o encolado», considera Pita, quien agrega que «nosotros hacemos las islas robotizadas que facilitan la vida a los clientes, porque con ellas van a poder colocar piezas de chapa, tuercas y tornillos de una manera eficiente y más ágil".

 

La mayor parte de los empleados de Bosco Tecno están formados en mecánica y electrónica, según explica Santiago Pita: "somos especialistas en soldadura de componentes, y hemos desarrollado y patentado nuestro propio dosificador de tuercas y tornillos, lo que permite mejorar calidad, precisión y tiempo de ciclo". En este contexto, afirma que ese sistema de alimentación de piezas ha rebajado el tiempo de ciclo existente en el mercado en un 33 por ciento, asegurando, además, la calidad del producto.

 

Y esto, ¿cómo se logra? Lo explica el director general de Bosco Tecno: "nosotros hacemos el cálculo de qué ha de hacer la máquina para conseguir los objetivos de tiempo y sobre todo calidad del proceso». Algo que han ido perfeccionando y que les ha permitido seguir creciendo. Para ello, afirma Santiago Pita, «hemos contado siempre con Iberaval".

 

 

Bosco Tecno actualmente se ubica en el Polígono San Cristóbal de Valladolid, pero en breve se moverá al Pinar de Jalón, también en la capital vallisoletana. Allí han adquirido una parcela de 3.600 metros cuadrados, con 1.600 metros cuadrados construidos en los que trabajarán, y donde van a disponer de un puente grúa de doce toneladas y medio y un amplio espacio para oficinas. En la obtención de recursos para materializar ese traslado de sede han contado con el apoyo financiero de Iberaval: "hace mucho que entramos en contacto con la sociedad de garantía, y el nivel de sintonía que hemos alcanzado en la actualidad es inmejorable". En este contexto, recomienda acudir a la SGR castellano y leonesa para mejorar las condiciones de acceso al crédito, por la mejor de condiciones y opciones de mayores plazos de devolución de préstamos.

 

La compañía, recuerda su impulsor, apostó desde el inicio por un crecimiento constante en facturación -algo que han logrado- y que ha repercutido en la necesidad de ampliar su actual espacio de fabricación.

 

Bosco Tecno tiene muchas singularidades, pero también una enorme competencia: «sólo en Valladolid seremos unas diez empresas y también hay algunas que trabajan nuestro segmento en Palencia», subraya su director general. "Disponemos de un profundo conocimiento del sector de la automoción, con un equipo altamente cualificado con experiencia de más de 20 años», agrega el director general de la empresa, quien no duda en afirmar que «nuestros valores son la empatía, la honestidad y la alegría".

 

Entre otras cuestiones, realizan estudios 3D, 2D, automatismos, robótica, soldadura o montaje, con técnicas de ensamblado mecánico como la soldadura por resistencia, por arco, encolado, remachado, clinchage, punzonado o atornillado, entre otras.