La empresa Mi pequeña fábrica lanza una campaña solidaria para recaudar fondos para Cáritas

Entrega broche solidario a los bomberos de Béjar

Ha iniciado una cadena solidaria de broches 3D y lo que se recaude con ella se donará a la entidad.

La empresa salmantina Mi pequeña Fábrica, compañía de impresión 3D y perteneciente a Grupo Ecotisa, ha puesto en marcha una iniciativa solidaria con el fin de recaudar fondos para Cáritas Diocesana de Salamanca y ayudar a paliar la situación actual provocada por el coronavirus.

  

De esta forma, la empresa ha iniciado una cadena solidaria con la que "cada persona que reciba uno de los broches de la campaña podrá regalar más a quién decida y continuar así la campaña #somoselbroche. La idea es que este símbolo, impreso en 3D, llegue al mayor número de personas posibles".

 

Los broches podrán adquirirse en www.mipequeñafabrica.com o solicitándolos en los siguientes correos electrónicos: [email protected] y [email protected] "Ampliaremos los puntos de venta según avance la campaña. El precio de cada unidad será de dos euros, siendo un euro el donativo destinado a la organización", han explicado los responsables de la campaña.

 

Carmen Calzada y José María Rodríguez, directora y secretario general de Cáritas posan con el broche solidario.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: