La empresa de las piscinas municipales rectifica y paga a su personal hasta 120 euros más al mes

Apertura piscina cubierta de Garrido. Fotos: De la Peña

La unión de empresa que gestiona las piscinas municipales aplica con carácter retroactivo el convenio correcto tras denunciarlo Ganemos y paga al personal contratado para el verano hasta 120 euros más al mes.

La empresa concesionaria de la gestión de las piscinas ha comenzado a aplicar el convenio colectivo provincial -tal y como recoge el pliego de condiciones del servicio municipal, y tal como reivindicó Ganemos Salamanca a principios del mes de agosto- al personal contratado para la campaña de verano. La UTE (Unión Temporal de Empresas) Piscis, formada por Clequali y Enjoy Wellness, ha confirmado por escrito al Ayuntamiento de Salamanca, con fecha del 23 de octubre, que el convenio en el que se basan ahora las contrataciones es el que marca la ley (hasta el momento la empresa aplicaba III Convenio Colectivo estatal de Instalaciones Deportivas y Gimnasios).

 

Ganemos denunció hace semanas que los trabajadores contratados para este verano están cobrando hasta 120 euros menos al mes al aplicarles el convenio estatal del sector, y no el provincial, que es el que siempre había regido estas contrataciones. Y que habían sido contratados no directamente por la UTE entre Clequali y Enjoy Wellness, concesionarios de las piscinas, sino a través de una subcontrata.

 

“En aras de evitar cualquier tipo de malentendido en la gestión realizada, Piscis UTE comunicó a Clequali S.L. que aplicase el convenio colectivo para el sector de piscinas municipales de Salamanca y su provincia en toda su extensión a las personas que había contratado para la campaña de verano 2017, por lo que a día de hoy está todo perfectamente regularizado”, asegura el documento.

 

Según ha podido saber Ganemos, la regularización se está aplicando con carácter retroactivo, es decir, desde el inicio de la temporada de verano, a pesar de que la carta enviada por Piscis lleve fecha de octubre. Esta regularización es fruto del seguimiento de los contratos firmados entre el Ayuntamiento y las empresas concesionarias de servicios públicos en la ciudad que la formación Ganemos viene llevando a cabo.

 

Esta medida supone que las personas empleadas en las piscinas municipales perciban hasta 120 euros más al mes, ya que el convenio provincial incluye salarios superiores al estatal (este último se había estado aplicando indebidamente a los empleados y empleadas de la campaña de verano). Por su parte, Ganemos seguirá exigiendo el cumplimiento exacto de todos los contratos municipales para velar, así, por los derechos de lapersonas que trabajan en las empresas concesionarias.