La empresa de La Aldehuela se lleva 1,2 millones de subvención en medio de las dudas sobre sus cuentas
Cyl dots mini

La empresa de La Aldehuela se lleva 1,2 millones de subvención en medio de las dudas sobre sus cuentas

El interventor municipal cuestiona la imputación de gastos que no corresponderían al contrato, y que hubieran servido para forzar deudas y cobrar el máximo de subvención.

La empresa privada que explota la ciudad deportiva de La Aldehuela se embolsará más de 1,2 millones de euros de subvención, el máximo posible, tras presentar unas cuentas en pérdidas. Así se ha conocido este martes en comisión municipal, órgano al que han llegado los 'números' de una instalación construida íntegramente con fondos públicos de varias instituciones y que, a pesar de ello, fue entrega a una empresa privada para su gestión.

 

La subvención se ha entregado cada año desde que comenzó la explotación, pero la novedad este año es que la intervención municipal no se cree las cuentas que ha presentado la empresa. En concreto, el interventor ha elaborado un informe en el que duda sobre algunos gastos que incluye la concesionaria y que llevan a declarar pérdidas. En concreto, se imputan gastos por 200.000 euros que se imputan a la actividad, pero que la intervención considera podrían no corresponder. La empresa ha presentado alegaciones a lo largo del año, pero el interventor refrendó sus dudas en la propia comisión de este martes y ante todos los concejales presentes.

 

Según los datos presentados por la concesionaria, Enjoy Aldehuela (del mismo grupo que gestiona el Multiusos Sánchez Paraíso o que llevaba la concesión de las piscinas), esta empresa ingresa unos 1,8 millones de euros al año por todos los conceptos, entre los que destaca la subvención pública que recibe para compensar el déficit de explotación, que es de 1,2 millones como se ha dicho; esta inyección económica, que se hace cada año, le 'arregla' a la empresa dos terceras partes de la gestión anual. El resto son ingresos por el centro de fittness y el cobro de las tasas por el alquiler de las instalaciones al aibre libre.

 

La empresa declara 47.000 euros de pérdidas al término del ejercicio, ya que por contrato le está permitido imputar determinados gastos a la prestación del contrato, que es específicamente de gestión de la instalación deportiva. Pero, por ejemplo, incluye el resultado negativo de explotación de un bar, que no se consideraría estrictamente objeto del contrato, igual que los gastos en publicidad en medios de comunicación. Gracias a la imputación de gastos impropios del contrato ofrece pérdidas y puede cobrar al máximo la subvención al déficit de explotación, esos 1,2 millones.