La eliminación de cadáveres y de madrigueras, apuestas de la Junta para luchar contra la plaga de topillos

Se ha reunido este lunes Grupo de Trabajo Interadministrativo de Colaboración en Lucha Integral contra el Topillo Campesino.

El Grupo de Trabajo Interadministrativo de Colaboración en Lucha Integral contra el Topillo Campesino ha fijado como medidas a adoptar la limpieza de los cadáveres de topillos en las infraestructuras de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD); la actuación integral con medios mecánicos en las cunetas de los caminos, carreteras y vías ferroviarias para eliminar las huras y la limpieza de madrigueras en zonas de servidumbre de cauces, canales y acequias.

 

Así lo ha acordado el grupo en su reunión de este lunes, que ha estado presidida por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y que ha contado con la presencia de representantes de la Delegación del Gobierno, la CHD, las demarcaciones de carreteras del Estado, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), las diputaciones de Palencia, Valladolid y Zamora y las consejerías de Fomento y Medio Ambiente y Sanidad.

 

Este encuentro ha sido de seguimiento tras las cuatro reuniones técnicas que se han celebrado durante estas semanas y todas las decisiones tomadas en ellas se han consensuado entre las distintas administraciones que, además, han fijado unos criterios de prioridad de acción de acuerdo al nivel de presencia de topillo campesino en cada zona.

 

Así, entre las medidas adoptadas están la limpieza de los cadáveres de topillos en las infraestructuras de la CHD, la actuación integral con medios mecánicos en las cunetas de los caminos, carreteras y vías ferroviarias para eliminar las huras existentes y la limpieza y destrucción de huras en zonas de servidumbre de cauces, canales y acequias.

 

Además, Carnero ha anunciado nuevas reuniones del grupo de trabajo durante las próximas semanas, donde se evaluará conjuntamente la situación y la eficacia de las medidas que se han puesto en marcha, según ha informado la Administración autonómica en un comunicado recogido por Europa Press.

 

También, con la intención de evaluar los distintos procedimientos, se van a constituir los órganos de coordinación en las provincias con mayor presencia de topillo campesino y, además, se ampliará la monitorización y vigilancia a nuevas zonas para observar si se producen repuntes poblacionales en ellas.

 

Por otro lado, se va a trasladar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación un informe de todas las incidencias y medidas que se adopten.

 

MEDIDAS DE LA JUNTA

 

Igualmente, la Junta ha llevado a cabo distintas actuaciones, pues desde la Consejería de Agricultura y Ganadería se ha realizado un seguimiento activo de la población de topillo y coordinado las medidas a desarrollar, así como se han emitido recomendaciones para el manejo del terreno por los agricultores con el objetivo de destruir las huras, establecer bandas de seguridad y limpiar los reservorios y vías de dispersión y así evitar el avance de este roedor.

 

Además, la misma Consejería publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) del pasado 28 de junio la disposición que autoriza el volteo o arado del suelo agrícola afectado para la destrucción de huras y disminución de la población de topillos situada en zona agrícola, medida que no afectará a los requisitos exigidos para que los agricultores puedan percibir las ayudas de la PAC.

 

También se fomenta la biodiversidad orientada al control biológico del topillo campesino a través, por ejemplo, de instalaciones de cajas nido para rapaces en zonas agrícolas.

 

Por otra parte, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha iniciado actuaciones de limpieza de reservorios en carreteras de titularidad autonómica en las zonas afectadas para destruir las huras existentes, mientras Sanidad ha realizado una labor de difusión en lo que respecta a las recomendaciones para evitar contacto de la población con el agente que provoca la tularemia.

 

OTRAS ACTUACIONES

 

Departamentos y organismos pertenecientes a la Administración del Estado, como la CHD, las demarcaciones de carreteras del Estado y Adif, dirigen, por su parte, sus actuaciones a la retirada de cadáveres de topillos en cauces y acequias así como a la limpieza de reservorios en terrenos de su competencia.

 

Estas medidas se complementan con limpiezas de reservorios en carreteras y caminos de titularidad local inicialmente en las provincias de Palencia, Valladolid y Zamora.