La electrificación de Salamanca anuncia la esperada movilidad 'verde' en la ciudad
Cyl dots mini

La electrificación de Salamanca anuncia la esperada movilidad 'verde' en la ciudad

Puntos recarga rápida de Iberdrola.

El progresivo, pero lento proceso de incorporar a la ciudad una movilidad más sostenible da nuevos pasos con el primer punto de recarga y las bicicletas eléctricas, pero sigue sin despegar.

Salamanca tiene para los próximos años importantes planes verdes, pero por ahora son solo brotes, y no mucho más. La llegada de pequeños cambios es un buen comienzo, aunque resulta todavía insuficiente para recuperar el terreno perdido con ciudades de nuestro entorno que hace años que iniciaron el camino de la movilidad verde, uno de los fundamentales para tener ciudades más sostenibles.

 

El municipio cuenta desde hace unos meses con un ambicioso plan de infraestructura verde que se complementa con otros como la estrategia Tormes+, que incluyen medidas para dotar a la ciudad de más zonas naturales y, también, para mejorar la salud urbana e integrar todos los espacios que el río y la ciudad comparten y que, hasta ahora, no había estado en las prioridades de los distintos gobiernos municipales. Mientras la estrategia se desarrolla, a 15 años vista, en las próximas semanas se van a dar algunos pasos en movilidad sostenible.

 

Se trata, por un lado, de la implantación de los primeros puntos de recarga públicos para coches eléctricos en la ciudad; y, por otro, de la incorporación de bicicletas eléctricas al sistema municipal de alquiler SALenBici. Estas últimas, en el número de 50, estarán disponibles a partir de 2020, aunque para ello se adaptará una unidad eléctrica (motor más batería) a las actuales bicicletas del sistema.

 

En cuanto a los puntos de recarga, se está instalando el primero de los que se van a poner. Está en el paseo de la Estación y, según la empresa que los coloca, estará operativo próximamente. Será el primero de los puntos de recarga previstos en la primera fase del despliegue, serán hasta seis de tipo doble.

 

Hasta que se ponga a funcionar, la capital estará como hasta ahora, sin ningún cargador público para coches eléctricos, cuando otras del entorno como Valladolid e incluso Zamora ya los tienen. Habrá que ver cuál es el régimen de funcionamiento, aunque lo normal es que se acceda con algún tipo de aplicación informática y que se pueda estacionar en el lugar con algún tipo de límite horario.

 

Con todo, Salamanca tiene que dar todavía muchos pasos en su electrificación y eficiencia. Es verdad que se han sustituido iluminación y luminarias por tecnologías más eficientes como el led, pero también que no ha habido manera de incorporar buses eléctricos a una flota, la municipal, que sí tiene coches híbridos en cantidad.

Noticias relacionadas